LA CONFIANZA EN LAS REDES SOCIALES Y LA PROLIFERACIÓN DE LAS NOTICIAS FALSAS

13/03/2019

Durante la última década, la confianza de la población chilena en las instituciones ha caído en picada. Al bajísimo nivel de confianza que las instituciones políticas tenían hace diez años (Congreso y Partidos Políticas) se han ido sumando organizaciones policiales, militares, religiosas y… los medios de comunicación.

Si nos concentramos sólo en la población entre 18 y 29 años, los resultados de la encuesta Participación, Jóvenes y Consumo de medios 2018 Periodismo UDP-Feedback nos muestran que los medios de comunicación son la institución que enfrentó la mayor baja de confianza entre 2009 y 2018. Hace casi una década, los medios eran la institución que despertaba mayor confianza entre los jóvenes: 60% de ellos aseguraba confiar “Mucho” o “Bastante” en ellos. Sin embargo, en el estudio de 2018 esa cifra cayó a 20%. Como decíamos, ninguna otra institución sufrió una caída de esa magnitud en el periodo.

Además de la caída en el nivel de confianza, durante el lapso 2009-2018 se produjeron importantes cambios en el consumo de medios por parte de los jóvenes. En 2009, la televisión predominaba claramente como el medio preferido (con 2,9 hrs. en promedio al día) y la principal fuente de noticias (1,1 hrs. al día).  No obstante, en 2018 nos enfrentamos a una realidad completamente distinta: las redes sociales son el medio de comunicación más utilizado en este grupo etario (3,9 hrs. al día) y también son la principal fuente de contenidos noticiosos (1,9 hrs. al día). En la actualidad, la otrora todopoderosa televisión aparece sólo como el cuarto medio más consumido (2,4 hrs. al día) y la sexta fuente de noticias (1,2 hrs. al día).



A diferencia de lo que sucede con la población adulta, entre los jóvenes el uso de las redes sociales está ampliamente extendido en todos los niveles socioeconómicos, especialmente el acceso a Facebook, que va de 74% en el segmento más pobre a 90,2% en el grupo de mayores ingresos.


Especialmente en el campo de la comunicación política, las fake news están jugando un rol cada vez más decisivo y los usuarios tienen cada vez más dificultades para distinguir información falsa de la verdadera

Otro cambio importante que se produjo en el periodo 2009-2018 tiene ver con el grado de confianza de los jóvenes respecto a la información que entregan los distintos medios. El aumento en el uso de las redes sociales ha ido de la mano de un incremento en el nivel de confianza de la información que se entrega a través de esta vía. En 2014, cuando por primera vez se realizó esta pregunta, las redes sociales eran considerados el quinto medio de comunicación más confiable. En la actualidad, es el tercero más confiable, a muy poca distancia de la radio y la televisión.

La creciente confianza en las redes sociales nos pone frente a un dilema debido a la gran proliferación de las noticias falsas (o fake news). Especialmente en el campo de la comunicación política, las fake news están jugando un rol cada vez más decisivo y los usuarios tienen cada vez más dificultades para distinguir información falsa de la verdadera. Las redes sociales pueden ser un potente espacio de participar política y debate pública, pero en la medida que crezca el porcentaje de gente que confié de forma poco crítica en sus contenidos, tendremos un terreno cada vez más fértil para la información falsa y la manipulación.

Acá se pueden descargar las bases de datos de todas las encuestas Participación, jóvenes y consumo de medios de Periodismo UDP- Feedback (2009-2018)  http://cip.udp.cl/medios/encuestas/

Andrés Scherman es periodista y académico, Licenciado en Comunicación Social, Universidad Católica de Chile. Magíster en Sociología, Universidad Católica de Chile. Actualmente es Director ejecutivo de la agencia Tank Comunicación Estratégica de la Escuela de Periodismo UDP.