PÁGINA EN BLANCO

Macarena Araya estudió teatro y es Máster en guión de cine y televisión de la Universidad de Barcelona. El año 2017 ganó el concurso de Cuentos Paula y Santiago en 100 palabras. Es profesora del ramo Comunicación Oral en la Facultad de Derecho de la UDP y guionista del late de TVN “No Culpes a la Noche“. Cuando pequeña inventaba finales alternativos para los capítulos de Sailor Moon. Luego comenzó a escribir cuentos. Su pega es escribir guiones. El próximo año lanzará dos libros y está escribiendo una serie. Su tiempo libre lo distribuye entre leer, ver series, películas y comer. Su mayor adicción son las papas fritas.

Bajo el interés de hacer un programa sobre creación, Macarena Araya desarrolla un espacio de conversación que busca descubrir cómo distintos artistas se enfrentan al proceso de crear una obra. Desde el momento en que la página está en blanco en la búsqueda de una idea, hasta que se publica el resultado.

El programa apunta a un público joven universitario que más allá de lo académico esté interesados en crear y escuchar las experiencias de escritores, comediantes, cineastas, músicos, bailarines y toda clase de artistas. 

¿Por qué enfocarte en un público universitario?

MA: Porque me he dado cuenta que más allá de lo que tu estudias siempre hay un impulso creativo(…) en muchos estudiantes hay un impulso creativo súper potente. Yo trabajo en la Facultad de Derecho (UDP) y tengo muchos estudiantes que quieren escribir, hacer literatura y grabar discos.

¿Cuál es la motivación para hacer este programa?

MA: Como yo también me enfrento a este proceso me interesa hablar de la experiencia de crear una obra, porque es muy difícil llevarla a cabo y terminarla. Por eso cuando alguien publica creo que merece la pena que cuente cómo lo hizo y cómo se inspira. Me interesa saber eso de los creadores, cuáles son sus referentes, qué ven, qué leen, qué están escuchando, de donde se nutren, más allá de lo biográfico. Quién eres, me interesa saber cómo creas. La génesis inicial de hacer el programa es esa pulsión creativa.

¿Por qué hacer un programa de radio?

MA: Me parece un formato súper interesante. No siento la misma presión que en la televisión y lo audiovisual, que es donde trabajo. La radio es más íntima, siento que es un espacio que me va a permitir conversar. Me parece más amigable para desarrollar un programa. En la tele con todas las cámaras y personas es súper intimidante y es más difícil sentirse cómoda.