REVISTA TIME: ¿POR QUÉ EL PERIODISMO ES «LA PERSONA DEL AÑO»?

19/12/2018

El martes 11 de diciembre, la prestigiosa revista Time anunció la tradicional “Persona del Año” a “los guardianes y la guerra por la verdad” (“Guardians and the War On Truth”, en inglés). Nuevamente el histórico medio conmemora a un fenómeno más que a un personaje en sí. El año pasado se destacó la causa feminista y el revuelo del #MeToo (“The Silence Breakers”), ahora fue el turno de todos los profesionales de la comunicación que luchan por cumplir con la tarea del periodismo: relatar una verdad.  

El periodista saudí, Jamal Khashoggi, asesinado el 02 de octubre de este año, es la cara protagonista de estos guardianes. Para la revista Time, cada detalle de su asesinato lo convirtieron en una sensación. Las anécdotas y huellas que nos llevan a su muerte terminaron difundiendo el propio trabajo que lo condenó. Khashoggi había pasado años escribiendo para el Washington Post, denunciando la escasa libertad de expresión de Arabia Saudita. Jamal Khashoggi se había autoexiliado de su país, luego de que Bin Salmán heredara el poder y transformará radicalmente el régimen. ¿En quién confías para contar la historia? Esa es la conclusión que rescata el medio respecto al trágico final de periodista saudí.

Además del periodista de The Washington Post, fueron nombrados otros reporteros y comunicadores que este año se han visto enfrentados directamente con la persecución política, la cárcel, e incluso, la muerte. Para conmemorarlos, la revista TIME realizó un video en el que se cuenta el trabajo de todos ellos.

 DATOS QUE JUSTIFICAN LA DECISIÓN

Según la UNESCO, actualmente existen al menos ocho organizaciones no gubernamentales “defensoras del derecho a la libertad de expresión y de prensa que abogan por la protección de los periodistas”. Este dato demuestra el contexto en el que vive el periodismo: que a pesar de vivir en un mundo donde predomina la libertad de prensa existen instituciones que deben velar por los periodistas.

Reporteros Sin Fronteras (RFS) es una de estas organizaciones y cuenta con un barómetro en tiempo real donde se muestran las cifras de comunicadores asesinados, encarcelados y perseguidos sólo por ejercer su labor profesional.

En lo que va de este año, la ONG ha registrado 63 reporteros, 13 periodistas ciudadanos y 5 colaboradores asesinados, además de 316 que han sido encarcelados junto a 18 colaboradores. En la infografía se pueden apreciar algunos datos del presente año comparados con el anterior (2017). La conclusión es que se ha incrementado el riesgo para los periodistas, situación que justifica la decisión de la revista Time para generar conciencia de lo que está ocurriendo con el periodismo en el mundo.

Los peligros en Chile

Tal como se muestra en la infografía, Chile se encuentra dentro del top 50 de los países con mayor índice de libertad de prensa del mundo. Sin embargo, ha escalado algunos puesto en lo que va durante el año. Casos como el espionaje contra el periodista del diario El Ciudadano, Matías Rojas, a quien se le vulneró su privacidad, han significado esta disminución en el índice.

Además del actual caso de Rojas y otros colegas, en Chile existe un episodio icónico de los riesgos del periodismo en democracia. Alejandra Matus, periodista, directora de investigación The Clinic y académica de la Escuela de Periodismo UDP, se enfrentó en 1999 con la justicia chilena tras la publicación de «El libro negro de la justicia chilena”, una investigación sobre cómo operaba el Poder Judicial chileno y que denuncia sus deficiencias. El libro fue confiscado y la autora fue acusada de desacato invocándose la Ley de Seguridad Interior del Estado, que prohibía la publicación de información clasificada de organismo estatales o de gobierno.

 

«En general, siempre ha sido peligroso el periodismo cuando choca con intereses de estructuras del poder, por las faltas de garantías democráticas. El periodismo investigando al poder siempre ha sido peligroso», Alejandra Matus.

Tras la publicación de su revelador libro, Matus debió autoexiliarse hasta que se firmará la Ley de Prensa que pudo protegerla al derogar el artículo 6 b) de la Ley de Seguridad Interior del Estado.

Según la profesional, la época más peligrosa para el periodismo fue durante los 17 años de dictadura militar de Augusto Pinochet. Actualmente, el mayor riesgo del periodismo es una paradoja para Matus. «Mucha democracia, pocos medios», explica la académica UDP, refiriéndose al control medial que genera límites al periodismo.

La proyección de Alejandra Matus respecto al futuro del ejercicio periodístico está relacionada con la negativa tendencia que marca Chile en el ranking de índice de libertad de prensa del RSF. «Esta precarización antes que mejorar tiene que empeorar, porque todavía no hemos llegado al fondo de esta situación y son las nuevas generaciones quienes tienen que buscar las respuestas para luchar contra eso», sentencia Matus.  

Cristian Roa:

Cristian Roa, estudiante de Periodismo UDP. Es parte del actual equipo de colaboradores de Redacción Digital y Vergara 240.

María Belén Salazar:

María Belén Salazar, estudiante de Periodismo UDP. Es parte del actual equipo de practicantes de Redacción Digital y Vergara 240 (2018).