UN SITIO DE PERIODISMO UDP

SEÑAL ONLINE

16 de Octubre del 2021

SEÑAL ONLINE

UN SITIO DE PERIODISMO UDP

Resultados de búsqueda

Juntando las lucas para comer
ESPECIALES V240

Juntando las lucas para comer

​​¿Es posible alimentarse adecuadamente cuando se vive bajo la línea de la pobreza? ¿Cuánto ha influido el alza de los alimentos en la pandemia? Familias relatan a V240 cómo han debido elegir entre las comidas del día, cambiar su manera de alimentarse y los estragos que esto ha causado en el estado nutricional de sus integrantes, especialmente de los niños.

 

Por Ignacio Aguirre Rojas, Luna Angel, María José Gómez, Miguel Ángel Martínez, Javiera Pérez M. y David Tralma.

31 Agosto 2021

Marta Rosales es una de muchas personas que han sufrido el alza de los costos en alimentos, y al mismo tiempo la disminución de sus ingresos como consecuencia de la pandemia. Madre de cuatro hijos, vive junto a su esposo en Lo Herrera –zona rural de San Bernardo– y afirma que los efectos económicos de la crisis sanitaria han cambiado la forma de comer del grupo familiar. De hecho, en un momento de la cuarentena, confiesa que contaban con $150 mil para pasar el mes. “Pero mi hijo y mi marido dejaron de trabajar y solo vivíamos con la ayuda que nos daban”, explica. 

“Ahora, con lo que gana mi esposo, poco nos alcanza. Los precios del pan o legumbres han subido demasiado, él gana el mínimo y si antes comprábamos cuatro productos, hoy solo dos”.

En los días más complejos, su alimentación se sustentaba gracias a la mercadería que recibían en el colegio de su hija menor, la ración diaria de almuerzo que obtenían en una olla común y lo que su vecina del almacén les permitía pagar después. El panorama recién se compuso hace un par de meses, cuando el esposo de Marta logró encontrar empleo con el IFE universal.

Mensualmente, la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) actualiza en línea una lista de precios con productos básicos en la alimentación de los chilenos. Al comparar los datos entre los meses de enero de 2020 (antes de la pandemia) y enero de 2021, se pueden apreciar aumentos de hasta un 52%. Por ejemplo, el kilo de naranjas subió cerca de $500, mientras que el kilo  de papas pasó de $692 a inicios del año pasado a $854 durante el verano de 2021. 

Las legumbres –mencionadas por Marta Rosales– también son parte de la lista de productos que más se han encarecido durante la pandemia, especialmente los porotos blancos, que incluso en junio de 2020 alcanzaron los $2.276, tras tener un costo de $1.440 en enero del mismo año; es decir un 58% de aumento.

Loading...

Loading…

La presidenta del Colegio de Nutricionistas, Cecilia Sepúlveda, afirma que cuando aumentan las dificultades para acceder a los alimentos, las familias no tienen otra salida que cambiar sus hábitos. “Ya no pueden comprar fruta, compran pan; ya no pueden comprar carne, no pueden comprar leche, sino que tienen que tomar jugos o té”. 

“Las mamás te dicen, ‘tía sabe que yo no voy a comprar un kilo de manzanas a $1.500, cuando con esa misma plata puedo comprar quince paquetes de galletas para darles desayuno y once a mis hijos’”, relata la especialista. 

Marta Rosales conoce muy bien las consecuencias que una dieta menos equilibrada puede provocar: “Tengo una hija de ocho años que tiene obesidad, tiene ocho kilos de sobrepeso. Desde el policlínico ahora la atiende una nutricionista y ha avanzado, pero antes no comía ni frutas ni verduras. Ella era delgada y hacía ejercicio, pero desde que nos entregaban la ración de la olla común y eran tallarines casi todos los días, le empezaron a gustar los fideos y no comía ni frutas ni ensaladas”, lamenta. 

La académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Lorena Rodríguez, explica que el alza en productos más saludables está estrechamente relacionada con las medidas de confinamiento derivadas de la pandemia de coronavirus, a las que se suman otros factores, como el encarecimiento de los procesos productivos agrícolas y pesqueros, fruto del aumento en el precio del petróleo, la sequía y el cierre de diferentes puestos de venta. “Al principio de la pandemia además ocurrió escasez de algunos productos de importación como legumbres, lo que estuvo relacionado con grandes compras que realizó el Gobierno para incorporar a las canastas de alimentos”, añade.   

La especialista argumenta que el ejemplo de la hija de Marta Rosales ayuda a pensar “¿dónde está el Estado para proteger a los niños a la hora de pasar hambre y engordar excesivamente? Porque esa niña va a sufrir déficit de otros nutrientes que no contienen los tallarines”.

El regreso del hambre

Investigación: Ignacio Aguirre Rojas, Luna Angel, María José Gómez, Miguel Ángel Martínez, Javiera Pérez M. y David Tralma.
Ilustraciones: Cristián Rojas Rebolledo
Edición: Cecilia Derpich y Paz Fernández

ver más

La sociedad civil al rescate

Por Ignacio Aguirre Rojas, Luna Angel, María José Gómez, Miguel Ángel Martínez, Javiera Pérez M. y David Tralma.

ver más

Comer con dignidad: de la olla a la nueva Constitución

Por Ignacio Aguirre Rojas, Luna Angel, María José Gómez, Miguel Ángel Martínez, Javiera Pérez M. y David Tralma.

ver más
_AL AIRE
V240Radio