EL FOTÓGRAFO QUE ACOMPAÑARÁ A LAS VÍCTIMAS DE LOS PERDIGONES

17/12/2019

Durante toda su carrera, el fotógrafo peruano-chileno Luis Sergio, ha usado su lente para visibilizar a los protagonistas de distintas causas y movimientos sociales. En su portafolio destacan trabajos que develan la lucha de los enfermos de VIH en Perú; como también el día a día de comunidades mapuche en Chile y Argentina. Variedad de publicaciones que le han valido importantes premios en nuestro país y la oportunidad de exponer en Perú, Argentina, Inglaterra y España. Hoy, el profesional de 41 años, prepara un nuevo proyecto que nace el 18 de octubre y que busca profundizar en las historias de quienes fueron víctimas de perdigones en sus ojos: retratarlos, contar su historia y acompañarlos durante su proceso de recuperación.


¿Cómo nace la idea de retratar a los heridos por perdigones?

El 18 me fui a una actividad de un artista argentino a Las Condes y pase por todo lo que estaba pasando. Grafiqué todo con el celular y dije, bueno, esto irá a pasar. Al día siguiente los militares estuvieron en la Plaza Italia y tuve que ir, después hablé con la Galería Cima para saber si me podían ayudar para tomar unas fotos aéreas, pero sentía que no había nada mío en esas fotos, así que comencé a hacer fotografías a todo lo que pasaba después. Bueno, hubo el tema de estos chicos que están siendo afectados y decidí ir al hospital a verlos.  

Primero tenía que hablar con ellos de que necesitaba retratarlos. Más que una fotografía de prensa, necesitaba saber quiénes eran, saber sus intenciones, por qué estaban ahí, cuál era el fin de protestar… quería escucharlos y hacerles un retrato. Eso me marcó harto. Estuve tres semanas con ellos y lo más motivador es que pasé un cumpleaños dentro del hospital. Fue muy lindo porque a pesar de todo lo que está pasando ven la vida de otra manera, sienten la vida de otra manera.

Fotografías: Luis Sergio

¿Qué es lo que buscas reflejar con las fotos de los heridos?

Es una huella, es una marca en la sociedad. No son dos, cuatro, son más de 200. Es un proyecto que estoy empezando pero que no voy a dejar. Yo creo que lo voy a continuar en cuatro meses más para ver cómo están los chicos y las chicas, cómo evoluciona el problema. Yo creo que les haré un seguimiento de un año, voy a ir ahora a sus casas. La intención también es hacer un libro con este proyecto, con todo lo que está pasando. Hay lugares en los que estoy tomando fotos de vez en cuando porque las situaciones se repiten, entonces quiero poner la misma foto pero en diferentes días.

Fotografías: Luis Sergio

¿Cómo era ser fotógrafo cuando empezaste?

Yo quería ser fotógrafo, dedicarme a usar la cámara como una filosofía y por coincidencias de la vida estaba en la práctica, tenía 17 años, era menor de edad y tenía autorización de trabajar. Hice la práctica en un diario en Lima (Perú), entonces todos me molestaban, me decían reportero Disney. Me encantó estar en ese diario y de ahí me salió una beca y me fui a Buenos Aires a estudiar. Yo creo que estar en la escuela Argentina de foto me abrió los parámetros. Ahí me enseñaron que es lo que debe hacer un fotógrafo, cómo trabajar, cómo hacer una historia, cómo vivir de la fotografía.

¿Cómo llegaste a la fotografía social o documental?

Fue raro porque yo quería hacer fotografía de publicidad, algo totalmente diferente. No sé, siempre necesito comer, almorzar, necesito ver cosas, me gusta comprarme libros de fotos y lo más inmediato para trabajar en Buenos Aires era en un diario. Entonces, por esas casualidades de la vida trabajé en un diario que se llama La Nación de Argentina. Trabajé ahí un buen tiempo y ahí conocí a un editor muy buena onda y él fue el que me fue ayudando a hacer trabajos sociales, me inspiró.

Fotografías: Luis Sergio

Al enfrentarte a las historias de los heridos ¿Qué reflexión sacas desde la fotografía?

No me gusta la violencia, soy humano y escucharlos es fuerte. Uno de ellos, un niño venía caminando de jugar a la pelota; encontré a otro joven que estaba escuchando música en el Parque Forestal y le cayó la lacrimógena en la vista. Yo lo reté, le dije  «por qué no te fuiste»… las cosas no están como para hacer hora en un parque. Pero bueno, aún está en observación su vista, no se sabe cuánta visión va a perder, pero hay otras personas que también iban llegando de la pega y justo llegó. En estos retratos que estoy haciendo va a estar su testimonio. Y es importante ya que deja de ser fotografía de prensa, pasa a ser una fotografía más personal, artística y documental. Creo que es una manera de comunicar sin mostrarlos como bichos raros, sino como personas que perdieron una parte importante de su cuerpo.

Fotografías: Luis Sergio

¿Cómo debería ser un fotógrafo?

Honesto. Trabajar de acuerdo a lo que tú eres. Por ejemplo, estos temas de contingencia, si bien estás registrando, también tiene que haber algo de ti. En este trabajo tiene que haber algo de ti, el por qué lo haces, para qué, con qué fin.