UN SITIO DE PERIODISMO UDP

SEÑAL ONLINE

16 de Octubre del 2021

SEÑAL ONLINE

UN SITIO DE PERIODISMO UDP

Resultados de búsqueda

Chapulín de la Plaza: “Mi rol es estar metido ahí, donde las papas queman”
ESPECIALES V240

Chapulín de la Plaza: “Mi rol es estar metido ahí, donde las papas queman”

En 1973, el actor y productor Roberto Gómez Bolaños, le dio vida a “El Chapulín Colorado”, un errático pero benevolente superhéroe mexicano, que alcanzó gran popularidad en nuestro país gracias a sus múltiples apariciones en televisión. Pablo Ortega (34) lo admiraba por televisión y ahora lo personifica en las manifestaciones surgidas tras el 18 de octubre del 2019, convirtiéndose en uno de las figuras más virales tras el estallido.

Por Rafaella Zacconi y Cristián Roa

21 Enero 2021

LA ELECCIÓN DEL PERSONAJE  

“Más ágil que una tortuga… más fuerte que un ratón… más noble que una lechuga… su escudo es un corazón… es… ¡El Chapulín Colorado!”. Todos los días, esta frase sonaba en la televisión de Pablo Ortega. Desde pequeño, su inspiración siempre fue el superhéroe mexicano interpretado por Roberto Gómez Bolaños, pues de cierta manera, compartía sus objetivos y modo de vivir.

“A mí lo que me llamaba la atención es que él siempre era servicial con la gente que necesitaba ayuda, personas que requerían de él, él siempre estaba ahí. Era súper sociable, él trataba de ayudar al más desvalido y por eso me identifico con él, porque yo desde chico siempre he estado ayudando, sin disfraz, a mucha gente. He estado metido en incendios, ayudado en choque, cosas así”, explica.

Hoy, a sus 34 años, Pablo es comerciante ambulante. Diariamente sale de su casa en la comuna de La Granja para vender distintos productos. Sin embargo, su principal motivación es personificar al superhéroe de su infancia. Su historia, como la de muchos otros corpóreos, comienza durante la “Marcha más grande de Chile” del 25 de octubre del 2019, cuando él junto a su esposa, asistieron como de costumbre a Plaza Dignidad, y reconoció a varios personajes de series, videojuegos y películas. En aquel momento, surgió la idea de querer manifestarse de otra manera.

MARCHAR TRAS UN DISFRAZ

Con un traje rojo, shorts amarillos y su infaltable chipote chillón, “El Chapu de la Plaza” comenzó a asistir cada viernes en su bicicleta a las manifestaciones en Plaza Italia. Desde  un inicio, su rol se basó en ayudar a quienes necesitaban ayuda por lesiones, perdigones y lacrimógenas. Por lo mismo, siempre podía ser visto con un escudo, hecho por él mismo, y una botella con agua y bicarbonato.

Un día en la plaza era casi siempre igual: euforia, heridos y una lucha constante con Carabineros. Sin embargo, para él, un día fue diferente. Ya caída la noche, luego de una jornada completa de protesta, Pablo iba de regreso a su casa caminando por las cercanías del Cerro Santa Lucía. Él, aún con su disfraz puesto, notó la presencia de un carro policial estacionado en la Alameda. Desde ahí, según comenta, un carabinero le apuntó con una escopeta y le dijo: “Oye, Chapulín, ¿Qué haces si te disparo?”.

“Yo quedé cómo que qué sacaba, si yo andaba con un chipote, como una cosa de plástico le iba  a hacer daño. Yo no ando haciendo nada, mis manos llegan blancas de limpias y cuando me voy igual llegan limpias a mi casa, entonces eso es lo que me molestó y que quedé como así como marcado en enfrentamientos con Carabineros”, relata.

Para él, el hecho de que el personaje mexicano fuera tan popular entre los chilenos, pronto le permitió afianzar nuevas relaciones y viralizarse en redes sociales. Así, a menudo era invitado a participar de caravanas de ciclistas y otras actividades sociales, en las que también participaban los otros “Vengadores del Pueblo”. Sin embargo, asegura que él no se siente parte de ese grupo y prefiere a los “Héroes Anónimos”, integrado por personajes como “El Capitán Sudamérica” y el “Negro Matapacos”.

“Yo comparto con todos ellos, con la Tía Pikachu, con el Sensual (Spiderman) hemos andado en varias actividades. Pero mi rol que yo hago en la plaza en sí, es estar metido ahí donde las papas queman, como le decimos, yo trato de ayudar a la gente que necesita de mí”, explica.

 

EL FUTURO DE CHILE

Para Pablo lo primero es terminar con la desigualdad, sea en materia de salud, estudios o sueldos. Es por esto que, a su parecer, una nueva Constitución no debe tomarse a la “chacota” y debe ser redactada por personas serias con estudios, como médicos y abogados, y quienes viven en carne propia la “mala situación” de los chilenos.

En cuanto a la decisión de otros corpóreos de postularse como constituyentes, como Giovanna Grandón (Baila Pikachu) y Óscar Brenet (El Guasón), afirma que él no tiene voz sobre sus decisiones, pero que “hay que tener dos dedos de frente para pensar todo lo que se viene”. Por su parte, Pablo señala que no tienen ninguna intención de ser constituyente, pues no tiene los conocimientos necesarios.

“Para eso tienen que ser personas que tengan estudio, que tengan fundamentos. A mí si me preguntan algo y yo a lo mejor puedo responder otra tontera o a la vez cometer un error, que ese error los va a perjudicar a todos”, explica.

Relacionados

_AL AIRE
V240Radio