UN SITIO DE PERIODISMO UDP

SEÑAL ONLINE

01 de Diciembre del 2022

SEÑAL ONLINE

UN SITIO DE PERIODISMO UDP

Resultados de búsqueda

Las banderas de Irací
Historias

Las banderas de Irací

A un año de ganar la alcaldía de Santiago, Irací Hassler se enfrenta a un escenario marcado por los problemas de seguridad y violencia que día a día se reportan en las calles de la comuna. Tras la algarabía del triunfo, la primera alcaldesa comunista en llegar al edificio de la Plaza de Armas, nos habla de los desafíos de su desembarco municipal.

Por Catalina Quezada

2 Agosto 2022

Miércoles 4 de mayo. La agenda de la alcaldesa Irací Hassler (31) está completa, con actividades en terreno y reuniones con vecinos. Pero ese día, los graves hechos de violencia ocurridos en la capital durante la conmemoración del “Día del Trabajador”, se habían tomado la pauta de los medios.

Son las 08:45 de la mañana y está a minutos de conectarse en vivo con CNN Chile. La entrevista se hará desde su despacho en el segundo piso del edificio municipal. Minutos antes del enlace, el camarógrafo del equipo televisivo se acerca a la alcaldesa para instalar el micrófono, diciéndole al oído: “Alcaldesa no se preocupe, se lo voy a poner despacito, como anoche”. Descolocada, Hassler miró al hombre con molestia, quien en seguida le ofreció disculpas y se justificó diciendo que había sido una frase “involuntaria”. Pero el audio ya había sido escuchado desde el canal

A pesar del inapropiado momento, la entrevista se realizó con normalidad. Pero al término de la conversación, Hassler presentó una queja formal al canal. Horas más tarde, CNN Chile informó que el trabajador había sido desvinculado, y al inicio del noticiero central, su conductora, Mónica Rincón, leyó las disculpas respectivas a nombre del canal.

Enterada de lo ocurrido, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Antonia Orellana, se comunicó con Hassler para expresarle su apoyo. “Si esto me pasa a mí que soy alcaldesa de la comuna capital, ¿Qué queda para el resto de las mujeres en sus espacios laborales?”, le comentó la alcaldesa a Orellana. Días después, el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de CNN Chile, acudió a la municipalidad para disculparse personalmente con la alcaldesa. “Seguiremos trabajando por un país libre de acoso y violencia de género, por todas las niñas y mujeres”, sostuvo la edil tras la reunión. Momento que cerró el capítulo con la estación de noticias, pero que no sería el primero en que Hassler tuvo que alzar la voz para exigir respeto a un medio de comunicación. 

 

El camino a la alcaldía 

Lo inusual de su nombre es algo que le preguntan bastante a Irací Hassler Jacob. Nacida en Santiago, su nombre es de origen indígena brasilero (su madre es brasileña), y un apellido suizo, ya que su papá es chileno pero con ascendencia suiza. Si bien su familia cercana no está relacionada con la política, cuando ingresó a la universidad comenzó a interesarse y participar de las movilizaciones estudiantiles que se protagonizaron el 2011, donde coincidió con el Presidente Gabriel Boric, y los ministros Giorgio Jackson y Camila Vallejo.

Ese mismo año, mientras estudiaba Ingeniería Comercial en la Universidad de Chile, ingresó a las Juventudes Comunistas (JJ.CC.). Ahí conoció a la diputada Karol Cariola, quien en ese entonces era la secretaria general de “La Jota”, y que hasta el día de hoy es parte de su círculo más cercano. 

Daniela Serrano, actual presidenta de las JJ.CC. conoció a Hassler justamente ahí, donde ambas integraban la dirección nacional. Recuerda que su motivación para transformarse en dirigentas “fue en gran parte por el compromiso con la lucha estudiantil y la representación juvenil del Partido Comunista”, cuenta Serrano. 

“Yo me siento muy orgullosa de ser parte de una generación que ha logrado tanto desde la movilización social. Incidir en los cambios, como también desde la institucionalidad”, dice Hassler.

Su primera elección popular fue precisamente como candidata del Partido Comunista (PC) para ser concejala por Santiago en 2016. Logró ser electa con 1.660 votos, marcando el inicio de su camino hacia la dirección comunal. Como parte del proyecto Alcaldía Constituyente por Santiago -que agrupa a más de 50 organizaciones sociales- se impuso en las Primarias Ciudadanas del 2020, convirtiéndose en la carta del PC para la alcaldía.

“Ha cambiado drásticamente mi vida, es muy intenso ser alcaldesa de Santiago”, cuenta Hassler. Hace un año la economista de la Universidad de Chile fue la gran sorpresa de las elecciones municipales. Con sólo 30 años, la entonces concejala derrotaba –por un estrecho margen– al entonces edil de la comuna, Felipe Alessandri (RN), y por primera vez una militante del Partido Comunista llegaba a esta emblemática alcaldía. 

“¡Irací, Irací! Alcaldesa!”, la llaman de todos lados. ¡Irací, Irací!, asimismo la llamaban en su familia y colegio desde niña, donde siempre destacó, no solo por lo inusual de su nombre (que significa “reino de las abejas” en tupí-guaraní) sino por su organización, perseverancia y capacidad de liderazgo. Irací saluda, sonríe. Irací camina, conoce, gestiona, conversa. Irací está en constante movimiento. Luego de una intensa mañana, se sienta en una silla bajo la sombra en un rincón del colegio donde acaba de realizar una actividad para el reciclaje de mascarillas. Respira y toma agua. “Gracias por esperar”, dice, vestida con pantalón negro, polera morada y chaqueta verde, colores que coincidentemente representan la lucha feminista.

“Soy una enamorada de Santiago, vivo en Santiago, que debería ser lo obvio pero la mayoría de las alcaldías no ha vivido acá”. Mientras sonríe, recuerda ese 16 de mayo de 2021 como un día emocionante. Si bien en la previa de la elección su nombre no aparecía como favorito, Hassler cree que los resultados dieron cuenta que Santiago es una comuna que se construye principalmente desde los barrios. “Siempre supe que ser alcaldesa de Santiago es un desafío. Es un desafío difícil, que requiere un trabajo muy intenso en una comuna que además concentra muchos fenómenos sociales del país”.

 

El desafío de la seguridad 

Los distintos hechos de violencia que se han sucedido en las calles de la capital han marcado el desembarco de Hassler en la alcaldía. Luego de una serie de denuncias de intentos de secuestros y agresiones sexuales en el barrio universitario, la alcaldesa presentó un bus eléctrico para recoger información de las víctimas“Hemos logrado desbaratar seis bandas de robos y detener a 40 personas”, dijo fuertemente la edil en la cita organizada en el frontis de la Universidad de las Américas. En la ocasión, la máxima autoridad comunal destacó el trabajo conjunto de Carabineros y el municipio para enfrentar un problema que se multiplicó en pleno inicio del año académico.

Momentos después, la alcaldesa comunista subió al bus de color morado que se encontraba estacionado a unos metros, y conversó con las estudiantes que estaban en el lugar. “Muchas gracias por escucharnos, esto me hace sentir más segura en estos días en que me ha rodeado la angustia”, le dijo una de ellas. Las palabras reconfortaron a Hassler, ya que confirmaban el que las estudiantes “pudieran sentir que la alcaldesa las iba a recibir y a escuchar”.

Pero los hechos de violencia y acoso no solo se han vivido en el barrio universitario. Alumnas del Liceo Javiera Carrera de la comuna, acusaron a dos profesores por agresiones sexuales, encendiendo las alarmas en el municipio. El hecho se sumaba a denuncias similares ocurridas en otros liceos emblemáticos de la capital, lo que motivó una acción coordinada entre Hassler, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Mathei, y el ministro de Educación, Marco Ávila, quienes se reunieron con estudiantes de los establecimientos municipales de estas comunas para abordar los casos de acoso y abuso sexual.

Alumnas del Liceo 1 denuncian violencia sexual de profesores | 24 Horas | TVN

El ajuste de prioridades impuesto por la agenda, ha traído críticas. La concejala de Santiago, Rosario Carvajal -cargo al que postuló como independiente por un cupo en la lista del Partido Ecologista Verde- dice que Hassler no ha cumplido el compromiso adquirido en su campaña con diversas organizaciones sociales: “Hay un programa que lamentablemente tiene bastante incumplimiento”. Si bien “ella tiene un claro discurso de género, pero es importante que los discursos pasen a la acción y que se plasmen en políticas. Y eso todavía no pasa”, dice Carvajal.

“La seguridad es la preocupación principal de nuestros vecinos y vecinas”, recalca Hassler. “Como municipio hemos trabajado mucho en la prevención comunitaria y en la articulación con diversas instituciones, porque no tenemos las atribuciones para el control del orden público”, agrega.

La concejala Carvajal, quien es vicepresidenta de la comisión de Seguridad Ciudadana trabajó durante más de un año con la alcaldesa antes de ganar, ya que fue parte del proceso de Alcaldía Constituyente, en el que escribieron el programa y establecieron un proyecto común, que hoy relata con un tono de decepción. “Han habido errores que generan frustración, sobre todo en el combate al comercio ilegal. El asesinato de la reportera Francisca Sandoval, en el barrio Meiggs, fue la crónica de una muerte anunciada”, dice Carvajal.

Consultado sobre cómo ha visto la gestión de su sucesora, el ex alcalde Felipe Alessandri responde que: “Administrar un municipio requiere de mucha gestión, y el resultado de esa gestión es que en mi periodo yo inauguré dos Cesfam (Centro de Salud Familiar), un edificio social, un moderno edificio de seguridad y cambié toda la iluminación por tecnología LED, entre otras cosas. En términos generales, hoy veo una gestión extremadamente ideologizada, en que el tema político se ha exacerbado en todo lo que es la administración del municipio”.

 

Feminismo y denuncias

Cuatro banderas se mecen diariamente desde el balcón de la Municipalidad de Santiago: la chilena, mapuche, de Santiago y la que representa las diversidades sexuales. Todas ellas representan la nueva cara que Hassler le busca dar a la comuna de Santiago. A ellas se suma el color morado, que ha teñidos sus logos, redes sociales, afiches y hasta los manteles de sus puestos informativos. El feminismo es una de las banderas que Irací trae consigo desde hace años, manifestándose públicamente por los derechos de las mujeres y la necesidad de terminar con la violencia machista a la que ella misma ha debido enfrentarse. 

Este mismo antecedente hizo aún más difícil el episodio ocurrido el pasado martes 3 de mayo. Las calles de Santiago amanecieron con centenares de desechos, bolsas de basura y residuos desparramados que se podían ver a solo unas cuadras de la Municipalidad. La situación fue motivada por una paralización de los recolectores de residuos domiciliarios, quienes el día anterior se manifestaron para exigir mejores condiciones laborales. Carmen Yáñez Oyarzo, funcionaria de la Dirección de Aseo y Ornato de la municipalidad los apoyó, produciéndose un altercado con el administrador municipal, Claudio González Rothen, quien la habría agredido física y verbalmente.

Ante esto, Yañez dejó una constancia firmada por más de 20 testigos e ingresó a Contraloría la misma denuncia. El municipio de Santiago abrió un sumario interno para investigar este caso, sin embargo, la denunciante señaló a La Tercera que no estaba conforme con esta decisión: “Para mí lo ideal habría sido que la alcaldesa me llamara, sabiendo que siempre ha inculcado el tema de la mujer, el respeto y el diálogo. Y cuando me sucedió esto no lo sentí así”.

El feminismo ha sido uno de los sellos de la gestión de la joven alcaldesa. Por ello, esta denuncia de agresión la golpeó directamente, considerando además que el acusado es uno de sus hombres de confianza y la agresión fue presenciada por su jefa de gabinete. Carvajal se refiere al tema diciendo que “los sumarios son lentos. La persona ha seguido ejerciendo su cargo, y eso ha generado, por supuesto, todo tipo de tensiones”. 

Juan Mena, concejal independiente de Santiago, recalca que esta situación “se ha manejado pésimo (…). Carmen Yáñez en una instancia confío en la administración de esta alcaldía, pensó que la alcaldesa la iba a llamar, siendo una alcaldía tan feminista como se ha promovido. Nunca la llamó, ni siquiera por parte de su núcleo de confianza”. 

Sobre las dificultades que ha debido enfrentar en los primeros meses de su administración, Irací Hassler destaca que se ha sentido acompañada. “Con toda esta generación (liderazgos jóvenes) tenemos una experiencia común que viene del movimiento social por la educación. Y también muchas de nosotras del movimiento de mujeres y feminista, y por tanto creo que ahí hay algo muy significativo en que nos sentimos juntas. Yo creo que ha sido importante no estar sola en esto”. Luego agrega: “Ha sido difícil asumir que los procesos de cambio no son tan inmediatos como uno quisiera y que requieren, además, de la colaboración de muchas instituciones”. 

Relacionados