REVOLVIENDO EL GALLINERO

18/04/2019

Los domingos suelen ser un día de descanso y relajo, sin embargo en Parque Bustamante es todo lo contrario. Son alrededor de las una y media de la tarde del 14 de octubre (2018) y el anfiteatro ya está repleto. Cientos de jóvenes circulan por el sitio que pareciera presentar un concierto, un remate de tienda o promociones del día del completo, pero lo que realmente se espera es que empiece a sonar una base de hip hop, se escuchen las primeras rimas y la acción comience. Los gallos entrenan antes de su presentación junto a sus piños (grupos o bandas raperas), para la competencia. Mientras tanto algunas personas deambulan en búsqueda de la gran oferta de comida rápida que hay en el sector y otras simplemente hacen deporte en las oxidadas máquinas que hay en el parque.

La cita es a las dos de la tarde en el evento llamado: “DEM Battles 1vs1” como se promociona por las redes sociales, pese a la gran convocatoria, los organizadores esperan que llegue mucho más público del que se observa. Tomás Gutiérrez, más conocido como “Cayú” -por su parecido a la caricatura de televisión- es el host o animador oficial de la DEM Battles, la competencia callejera de freestyle más grande en el panorama hispano. “DEM o Dame Ese Micrófono, ya es una familia”, comenta mientras saborea una hamburguesa de soya que le acaban de regalar. Cayú Tiene 22 años y es estudiante de Trabajo Social, viste una polera XXL con el nombre de la competencia y afina su voz mientras lo saludan -cada 20 segundos- niños en busca de una foto. “Yo no rapeo, pero me hago mierda la voz gritando con el corazón”, expresa.

DEM FAMILIA. Fotografía de Bryan Vega.

“¡Tres, dos, uno, tiempo!” corea la gente al son de una instrumental de rap para dar comienzo a los rounds de clasificatoria o filtros. Esta es una fecha histórica, por primera vez se inscriben más de 200 competidores. En cada batalla los ganadores son elegidos por un jurado, esta vez conformado por Bgeta, Blazzt y Onírico, quienes se basan en criterios como el ingenio, la capacidad de atacar y responder, la coherencia de sus palabras, el flow al momento de rapear, el punchline (la rima que remata los compases), entre otros. Sólo 32 freestylers clasifican a octavos de final. Hay niños, jóvenes y adultos, no existe un límite ni mínimo de edad para inscribirse. El único requisito es pagar $1.000 de inscripción, que la organización destina para costear los premios (tatuajes, poleras y cadenas) de los ganadores.

Efraín Israel Jesús o “El Menor” como es conocido por su apodo, es para todos la joven promesa del freestyle chileno a sus cortos 16 años de edad. Hace un año aproximadamente Efraín estaba en una cárcel para menores, por razones que prefiere no mencionar. “Empecé a cometer delitos por malas juntas, nunca fui de esa volá”, explica mientras sujeta su brillante cadena de plata[. “El Menor” viste de pies a cabeza un buzo Supreme rojo. Mide alrededor de 1.50 y es quien más atrae la atención de la gente del parque. “Cuando estuve encerrado conocí a un enfermero que me mostró el rap, él me decía “rapea hueón, esto te va a llevar pa’ un buen lao” y aquí estoy”, cuenta.

Bernardo, de 42 años y padre de familia, viene por segunda vez a la DEM acompañado de su hijo Jorge de 4 años, su señora y su sobrino. “Es un movimiento sano. Mi hijo chico disfruta las rimas, el juego de palabras y trata de rapear a su modo[”, señala Bernardo, orgulloso mientras el “Jorgito” corea las rimas de los participantes con la mano levantada de arriba hacia abajo, al igual que el resto de la gente que forma un verdadero “coliseo” alrededor de las batallas.

“PARA EL FREESTYLE NO ERES BUENO, PARA EVENTOS NO HAY CONTRATO”

Ocho son los enfrentamientos sorteados al azar que decidirán quién pasará de ronda, solo uno por grupo avanza a cuartos. La primera de las batallas reúne a Zaishot, Siberiano, Raider y Teorema, este último oriundo de Cañete, reconocido como uno de los mejores freestylers del país y Sudamérica sólo con 19 años de edad, además de estar en el selecto grupo de competidores en el movimiento que ha podido ganarle al mexicano Aczino, campeón mundial 2017 de Redbull, la competencia más importante de la disciplina en el mundo. La atención está puesta en el cañetino, quien parte con una rima que celebra eufóricamente el público: “Tú te crees el Siberiano, solo porque eres un gato, para el freestyle no eres bueno, para eventos no hay contrato”. Tras una ronda de cuatro compases cada uno, Mateo “Teorema” Cervera Machuca, se lleva el primer encuentro.

Teorema Mateo Cervera. Fotografía de Joaquín Morgado.

La segunda batalla cuenta con tres participantes viejos en el circuito: Rata, Big Jr, Autentik y un debutante, Enzerio. Este último, un total desconocido y del que menos se esperaba, se queda con la batalla con una rima que paraliza a los asistentes. Normalmente los recursos morbosos como atacar a las madres de los contrincantes u ocupar garabatos para agredir, son los que más provocan reacción en la gente, pero esta vez Enzerio, con un ingenioso juego de palabras se llevó la rima de la batalla: “Cada vez que lo hago tengo un estilo técnico, entienden que este grupo es patético, porque el gordo (apuntando a Big Jr.) niño Rata pierde contra el guatón (señalándose a sí mismo y a su oponente) Autentik-o”. Un juego de palabras, en el que menciona los nombres de los tres rivales, y que culmina con su clasificación a las fases finales de la fecha número seis de DEM, correspondiente al segundo semestre de 2018.

Llega el turno de El Menor. Está ansioso, las gotas caen sobre su frente, pero asume que nada es peor que en la calle. Se ajusta su gorro color gris y entra al círculo central del coliseo. Le toca enfrentar a Funk, Dergoh, y Escuche, otro debutante. Comienza su participación con una rima que aloca al público presente: “Creo que no improvisa de veras, no es precisa ni certera, este se desliza en la carretera. No tení’ la menor idea del rap, y no hay la menor duda de que esta es la mayor paliza de sus carreras”. Escuche, quien viste una polera blanca entera y lleva en su cuello un colgante de Cristo en la cruz, responde con otra rima que celebra el público eufóricamente, decidiendo el jurado una réplica -ronda de desempate- entre ambos participantes.

En el enfrentamiento final, tras una participación errática de El Menor, el debutante Escuche, que viajó desde Temuco para presentarse, se queda con el paso a cuartos de final. Los demás freestylers ganadores de esta ronda fueron: Plets, Mgo, Fusok, Anubis y DhTrack, curiosamente todos ellos menores de 18 años.

Para Sergio “Omega” Sánchez, conocido rapero nacional y uno de los mayores organizadores de eventos de rap en Latinoamérica, este movimiento ha roto fronteras:”Ahora el rap no distingue nada, un niño del barrio alto y uno de barrio bajo pueden batallar libremente. Las edades no importan realmente, sino el talento”. Omega, creador del conocido tema “Baltiloca” en honor a la cerveza, aprovecha la ocasión para vender entradas para “God Level Todo o Nada”, torneo nacional de batallas en escenario que da un cupo a la competencia internacional de “God Level” de 2019.

OPORTUNIDADES PARA TODOS

Son las 18.00 horas y comienza a oscurecerse en Parque Bustamante. Lo que más llama la atención es el cartel publicitario de Valdivieso -declarado Monumento Nacional el 31 de mayo de 2010- que ilumina el lugar. Pese a la hora, cada vez sigue llegando más gente. El coliseo se hace cada vez más grande y cada batalla es más difícil de escuchar si no se tiene una buena ubicación. Cayú, anima a la gente a gritar cada vez con más ganas y empieza el conteo nuevamente.

La primera batalla de cuartos es Teorema vs Escuche, en un aproximado de tres minutos el cañetino se clasifica a la semi-final sin mayor dificultad. Ednel Zúñiga lleva más de un año vendiendo su mercancía en el evento. Completos, hamburguesas veganas y una línea de ropa creada por él mismo, son parte de lo que Ednel o “Desbío” le ofrece al público. “La DEM nos ayuda a todos, esto no es nada marginal y cuando el padre viene con su hijo ayuda a aclarar que en esto hay contenido, hay conceptos, más allá que atacarse simplemente”, detalla Ednel, quien muestra orgullosamente su marca “FlowKlots” y la ropa que vende (poleras, gorros y shorts). Lo acompaña su señora Isabel y su pequeño hijo Ignacio, de 8 años, quien se mantiene a la vista de sus padres disfrutando del espectáculo.

Los demás ganadores de la ronda de cuartos fueron: Plets sobre Mgo, Fusok sobre Anubis y Enzerio sobre DhTrack.

Vendedora de comida. Fotografía de Bryan VegaCarabineros. Fotografía de Joaquín Morgado.

“CEREBRO CONTRA PUÑOS, DIME, ¿QUIÉN PEGA MÁS FUERTE?

Cuando el noticiario comienza en la televisión, parte la ronda de semifinales. Faltan dos horas para que el metro cierre y los asistentes parecen no estar preocupados. “No quiero perderme las últimas batallas, si es necesario me voy en micro a pata, pero fijo me quedo hasta el final“, señala Sebastián Sánchez, quien asiste por primera vez a la DEM desde La Cisterna.

La producción de los “Reyes del Parque” sigue en lo suyo. Para Mijael Bustos, director del filme, este tipo de eventos aportan a la cultura nacional, pese al poco reconocimiento. “Para mí el freestyle fue un descubrimiento muy grato, lo conocí por mi hermana Cromantis que rapeaba aquí”. Sobre el nacimiento de la idea del film señala que “Me di cuenta de que era un universo cinematográficamente bacán e interesante” detalla el director, mientras le señala a su equipo que enfoquen a la gente mientras recoge la basura que ha quedado en el parque.

¿Viste?, eso quiero mostrar en la película.

El sorteo determina los cruces de esta penúltima fase. Fusok vs Teorema y Enzerio vs Plets. Tres antiguos del panorama nacional y un debutante. Tres menores de edad y uno mayor, Teorema, que tiene 19 años. El cañetino parte con una rima ingeniosa: “Ahora sí voy a sacar mi nivel de primer grado, niñito soy de la octava y te dejo en el octavo eslabón que te falta para estar equivocado ¿qué pasa Fusok? me parece confuso que hayas pasado”. Fusok, de 17 años, quien es oriundo de Puente Alto y lleva dos años batallando le responde con rimas contradictorias en turnos seguidos: “Le estoy ganando a este cabro chico, ahora Fusok en la cara después de patá en el hocico” (…) “Yo ocupo la mente, y ocupo las palabras porque pegan más fuerte”.

Teorema aprovecha el momento y lanza una respuesta inmediata: “Ocupas las palabras dices que pegan más fuerte, pero después amenazas con pegarle a tu oponente, eso es ser inconsecuente, cerebro contra puños, dime ¿quién pega más fuerte?”. Un enfrentamiento de lado a lado, peso contra peso, de detalles. Tras casi 5 minutos de batalla el jurado decide que Teorema es quien pasa a la final. Pese a su larga trayectoria, situándose como uno de los mejores de Chile desde el 2015, él nunca ha ganado una DEM, algo que el público chileno le reprocha. No se puede ser el mejor del país sin ganar la mejor competencia callejera.

Por el otro lado se cruzan Enzerio y Plets. Enzo Ceroni Quiroga, el debutante apodado como “Enzerio” carga con un gran peso, ser el que más se ha destacado durante el día y el público lo demuestra con fuertes aplausos cada vez que este remata una frase. No puede decaer en nivel. A sus 17 años nunca ha participado en una competencia de freestyle tan importante y solo suele hacerlo con sus amigos en carretes. Estudia Ingeniería Civil Industrial en la Pontífice Universidad Católica de Valparaíso y siempre había querido inscribirse. “Yo decía que tenía más nivel que muchos de los que veía en los videos de internet, me la jugué no más”[, detalla el joven oriundo de Viña del Mar, quien viste un cortaviento azul y verde con un logo de Snoopy, el personaje animado. Plets, por su parte, es un viejo conocido del parque. Es de la comuna de La Florida y campeón de las batallas “ACB Battles”, que se realizan todos los sábados a pasos del metro Los Quillayes. En esta batalla, Plets es quien parte y Enzerio le sigue:

Tengo un estilo de puta madre, nunca antes te había visto en el Bustamante.

Muy malo tu concepto, aparezco en el momento inesperado, como pa tus padres tu nacimiento.

Una batalla peleada. La gente está tan atenta a las respuestas que ni siquiera grita los remates o punchlines. Los tres jurados, Bgeta, Blazzt y Onírico miran atentos. Se decide milimétricamente, esperan la reacción de la gente, que aplaude a Enzerio en su última rima, pese a no ser tan trabajada. Lo premian por su desempeño durante el día más que por la actuación de la batalla en sí. Esta vez el apoyo del público parece haber influenciado la votación del jurado quien decide el triunfo de Enzerio. Primera vez que se inscribe y llega a la final, ni más ni menos que con Teorema.

DEM Parque Bustamante. Fotografía de Joaquín Morgado.

DAVID CONTRA GOLIAT

Enzerio reconoce haber conocido las batallas por un video de internet, específicamente  la final de Batalla de Maestros Deluxe Internacional 2015, la competencia nacional con mayor reconocimiento en el extranjero. Los competidores de esa final eran Aczino y Teorema, con quien estaba ahora a minutos de enfrentarse. Eso lo pone aún más ansioso.

Los competidores se dan un abrazo, se desean suerte y que gane el “más mejor”. Cayú pide un aplauso al público por ambos gallos y aprovecha el momento para decir tres novedades. Primero, el año 2019 el campeón semestral de DEM otorgará un cupo a la nacional de Redbull, el campeonato más importante de la disciplina. Segundo, para el otro año no se necesitará pagar inscripción para sumarse, será todo gratis. Y tercero, agradecer la cantidad de gente que decidió asistir y participar de esta fecha, un aforo histórico. La gente grita cuando Cayú pide: “Una fuerte bulla por DEM familia”.

Son las 22.30 horas, el metro está a punto de cerrar sus puertas y la gente se mantiene en el lugar. Enzerio es quien comienza los fuegos. Lamentablemente se traba en la primera rima, no logra encajarla bien en la base. La gente aún así lo apoya, corea su nombre. Es el síndrome del más débil, la gente quiere que gane el debutante por sobre el experimentado, pero Teorema quiere su primer campeonato DEM. Está más prendido que nunca, la hora pareciese no ser un problema. “Lo siento, tu muerte se contrae lento. Eres el debutante y te vas antes de tiempo”, la rima final del cañetino.

Cayú hace el conteo final. Los jueces deliberan que Teorema se queda con el campeonato. Tras casi 10 horas de batallas hay un campeón. La gente comienza a partir del lugar al instante que se declara un ganador. En 15 minutos solo queda un puñado de participantes y la más fiel fanaticada que espera obtener una foto con sus gallos favoritos. Teorema no puede salir del lugar, pide calma. Para Mateo, esta disciplina no tiene mayor explicación ni definición:” Freestyle, familia, competición, rivalidad y amor “responde mientras se besa con su novia “Dionisia”, que lo esperó todo el día y con quien se disculpa por no darle la atención suficiente.

Alrededor de 10 personas comienzan a recoger la basura que quedó en el lugar. “Si la gente no es consciente, nosotros tenemos que que serlo. DEM no se acaba ni con orden municipal”, declaran los pocos jóvenes que se quedan para que esto no termine. El equipo de “Los Reyes Del Parque” no apaga aún las cámaras, todos los detalles sirven ya que esta historia continuará, pero en los cines.

DEM Parque Almagro, 24 de marzo 2019. Fotografía de Bryan Vega.

EN BÚSQUEDA DE UNA NUEVA CASA

Seis meses han pasado desde esta competencia y el panorama ha cambiado rotundamente. Debido a una decisión de la Municipalidad de Providencia, DEM no podrá realizar su competencia nunca más en Parque Bustamante, el hogar que refugió a tantos jóvenes por años. ¿La razón?, el consumo de drogas y alcohol en el lugar. “Obviamente todas las cosas que crecen, sea gente, asistencia y masividad, crecen de la mano de una responsabilidad. No lo vemos como una derrota, los vemos como una gana de convertir esto en algo más profesional”, comenta Cayú, quien es el primero en echar a las personas que consumen este tipo de sustancias en el lugar.

Actualmente se han mudado a Parque Almagro, donde la gente sigue llegando en masa a ver la versión 2019 de Dem, que ha cambiado de casa pero mantiene su espíritu. “Lo que han logrado los chicos es sumamente importante, esta disciplina es un refugio para muchos chicos y no puede acabar”, señala “Juancin”, jurado argentino de la disciplina invitado para esta edición.

Batalla saxofón. Fotografía de Bryan Vega.

Con una guitarra eléctrica, un saxofón y los aplausos de la gente se realiza la instrumental para la batalla, una muestra de que la organización siempre trata de innovar y no quedarse en lo mismo. Mientras “Los Reyes del Parque” sigan grabando, Cayú siga animando a la gente y los freestylers sigan haciendo vibrar a las masas, DEM tiene para rato.

Esta crónica de Bryan Vega fue realizada para el curso Crónicas y Perfiles de la profesora Gabriela García durante el segundo semestre del 2018 en la Escuela de Periodismo UDP y actualizado para este medio en marzo de este año.