UN SITIO DE PERIODISMO UDP

SEÑAL ONLINE

17 de Octubre del 2021

SEÑAL ONLINE

UN SITIO DE PERIODISMO UDP

Resultados de búsqueda

¿Llegó el recambio?: Los protagonistas del explosivo aumento de juveniles en el fútbol chileno
Temas

¿Llegó el recambio?: Los protagonistas del explosivo aumento de juveniles en el fútbol chileno

Entre el 2018 y 2020, el número de deportistas provenientes de las divisiones menores se ha casi duplicado en los clubes profesionales, ganando presencia en cancha y llegando incluso a la selección nacional.

Por Benjamín Acuña y Camilo Lagos

12 Octubre 2021

Se jugaba el minuto 69 del encuentro entre Chile y Uruguay por la Copa América de Brasil 2021, cuando el entrenador nacional, Martín Lasarte, llamó a Luciano Arriagada desde el banco de suplentes para que ingresara a la cancha en reemplazo del jugador del Blackburn Rovers, Ben Brereton. El delantero de Colo-Colo, al concretar la sustitución, se transformó en el segundo futbolista más joven de la historia en debutar por la selección adulta en medio de un compromiso oficial, siendo superado solo por el ex atacante de Universidad Católica, Andrés Prieto, quien con 18 años y 352 días, jugó por primera vez con la camiseta de la escuadra nacional el 6 de diciembre de 1947.

Junto con Arriagada, fueron 7 los seleccionados nacionales con menos de 22 años que estuvieron presentes en la nómina de Chile para disputar la competición continental. Cifra que refleja la participación creciente de juveniles en los distintos clubes profesionales del fútbol chileno y que tiene como punto de inicio la conocida Regla Sub-20, establecida por la Asociación Nacional de Fútbol (ANFP) desde el Torneo 2015-2016. Ya en el 2018, fueron 105 futbolistas menores de 20 años los que fueron convocados al menos una vez al primer equipo de su club. Número que el 2020 ascendió a cerca de 200 deportistas, empujados en parte por un ajuste que amplió el espectro hasta los jugadores sub-21, pero que de todos modos marca un incremento de un 90,48% en la participación de los jugadores jóvenes dentro del fútbol nacional entre dichas temporadas.

Felipe Quinteros, profesor de Educación Física y máster en Gestión Deportiva, resalta la influencia que tuvo la Regla Sub-20 (y ahora sub-21) en promover la presencia de jugadores jóvenes en la liga nacional. “Por ejemplo, 41 juveniles de la Temporada 2020 siguen siendo titulares en sus clubes a pesar de que ya no cumplen la regla y cuatro fueron traspasados al extranjero, entre ellos Tomás Alarcón”. En el caso del jugador de 22 años, oriundo de Rancagua, su buen rendimiento concluyó en su traspaso desde O’Higgins hasta el Cádiz CF de la Primera División Española, por un monto de 2 millones de euros, poco menos de 1.900 millones de pesos.

 

Según Juan Pablo Calderón, periodista y coordinador general del sitio web estadístico En El Camarín, la presencia de los canteranos en el fútbol nacional “es un proceso que siempre ha costado. Los jugadores menores a 20 o 21 años pueden jugar perfectamente en Primera División, pero hay muchos entrenadores que tienen miedo a poner un juvenil que puede tener condiciones por sobre un jugador mayor o uno que viene desde el extranjero”.

Sin embargo, para Calderón “la regla del Sub-21 benefició al fútbol chileno, porque apura procesos y le da posibilidades a jugadores que, más allá de la consideración del técnico de turno, pueden tener la opción de mostrar sus habilidades en el campo de juego. Hay lugares donde se forman jugadores de mejor forma, como Universidad Católica o Colo-Colo, que lo ha demostrado bastante este año. También destacan Santiago Wanderers, Everton, O’Higgins y Huachipato, que lo tienen como política institucional”.

 

David Tati, jugador sub-21 perteneciente a Colo-Colo y que esta temporada se encuentra a préstamo en Universidad de Concepción, afirma que, con la normativa de los minutos de juveniles, “le dan más oportunidades a los jóvenes y pueden demostrar que están preparados para jugar en Primera División”, además de que “ha servido bastante para impulsar un recambio generacional” en el fútbol chileno.

Por otra parte, el volante sub-21 de Curicó Unido, Pablo Cabrera, destaca que últimamente se están dando más oportunidades a los juveniles, añadiendo que “es una iniciativa y un trabajo muy bueno. Quizás un poco a largo plazo, porque somos todos jóvenes, pero mientras se siga manteniendo el espacio en el equipo, las cosas van a andar muy bien, porque los canteranos sentimos de otra forma la camiseta”. Gracias a la regla, Cabrera debutó en el profesionalismo durante la Copa Chile 2021 defendiendo los colores de su club.

Pero la creciente participación de jóvenes no sólo ha impactado el trabajo de los clubes profesionales, sino también de la selección chilena de fútbol. En la nómina conformada para enfrentar la Copa América de Brasil 2021, siete de los 28 jugadores convocados tenían menos de 22 años: Luciano Arriagada (19) de Colo-Colo; Daniel González (19) de Santiago Wanderers; Carlos Palacios (20) de Internacional de Porto Alegre; Clemente Montes (20) y Marcelino Núñez (21) de Universidad Católica; Tomás Alarcón (22) de O’Higgins de Rancagua (quien en medio de la competición fue fichado por el Cádiz CF de España); y Ben Brereton (22) de Blackburn Rovers, el único que no realizó divisiones inferiores en el país. Además, para los cuartos de final, se citó de emergencia a Diego Valencia (21) de Universidad Católica.

MÁS QUE SUMAR MINUTOS

Más allá de ser citados, o sea, de ser parte del plantel que potencialmente puede jugar un partido, los juveniles sub-21 han ido progresivamente aumentando sus minutos en cancha. En 2018, 69 jugadores menores de 20 años participaron como titulares o ingresaron desde la banca, al menos una vez, a lo largo del Torneo Nacional. En el 2020, y tras el ajuste realizado por la ANFP (ver infografía), fueron 126 los futbolistas sub-21 que sumaron minutos entre los 18 clubes de la Primera División, representando un aumento de un 82,6% entre ambas temporadas. 

A lo anterior se suman aquellos jugadores que lograron mantener una regularidad en sus equipos, más allá de la normativa del torneo. En 2018, la ANFP estableció que los clubes debían sumar 1350 minutos disputados por jugadores sub-20, lo cual equivale a un 50% de los minutos totales correspondientes a las 30 fechas que contuvo el torneo. Bajo este contexto, se identificaron a cuatro jugadores jóvenes que cumplieron más minutos de los que estipuló el reglamento: Tomás Alarcón (O’Higgins), Nicolás Guerra (Universidad de Chile), Camilo Moya (San Luis de Quillota) y Víctor Retamal (Unión La Calera), quien, incluso, llegó a acumular 1999 minutos de un total de 2700 jugados por su club. Al analizar la Temporada 2020, nuevamente se identificó un incremento en este ítem. Esta vez, fueron nueve los futbolistas sub-21 que acumularon más minutos que el mínimo exigido para aquel torneo.

 

La exposición y rendimiento que alcanzaron algunos de estos jugadores en la pasada temporada, los transformó en protagonistas del mercado de pases. Al ya mencionado caso de Tomás Alarcón, se suma el de Carlos Palacios, quien pasó de la Unión Española al Internacional de Porto Alegre de Brasil, a cambio de 3 millones de dólares, poco más de 2400 millones de pesos chilenos. Un precio que según datos de Opta, servicio reconocido por sus estadísticas deportivas, está respaldado por los excelentes números de Palacios: el joven lideró casi la totalidad de los rankings de rendimiento ofensivo entre los jugadores sub-21 de la Temporada 2020. A lo que sumó ocho goles y seis asistencias, que terminaron posicionándolo como el jugador joven más determinante del torneo local. 

Según el sitio especializado Transfermarkt, varios de los exponentes de esta nueva camada de futbolistas habrían mejorado su posición en el mercado. Las estimaciones realizadas por el portal indican que, por ejemplo: el pase de Vicente Fernández (Palestino) saltó de los  50 mil hasta los 150 mil euros; Víctor Méndez (Unión Española) habría escalado desde los 400 mil hasta superrar 1 millón de euros; y en el caso de Ignacio Saavedra (Universidad Católica) el asenso sería desde los 750 mil a más de 2 millones de euros.

Así como Palacios, David Tati añade que “en este último tiempo han destacado bastantes juveniles. Creo que los que pueden seguir demostrando un buen nivel y ser buenos proyectos a futuro son Daniel González de Santiago Wanderers, Vicente Pizarro y Jeyson Rojas de Colo-Colo, y el ‘Pitu’ Contreras de Universidad de Chile. Yo también me incluyo en ellos, a pesar de haber jugado poco en este último tiempo”. Por su parte, el jugador de Curicó Unido, Pablo Cabrera, destaca que “la cantera es uno de los patrimonios que tienen todos los clubes, porque desde ahí muchos jugadores salen al primer equipo y aportan, sienten la camiseta, porque son de casa y saben que estar ahí es difícil. Cuando llega la oportunidad hay que esforzarse el triple para tener continuidad y seguir jugando”.

Metodología: Para esta investigación se realizó un análisis de las temporadas 2018 y 2020 del Torneo de Primera División, excluyendo el campeonato actual y el de 2019, en el que no se pudieron desarrollar todas las jornadas correspondientes a causa del estallido social de octubre de ese mismo año. Con la información obtenida por las páginas web “CeroaCero” y “En El Camarín”, se conformó una base de datos con todos los juveniles que fueron convocados para cada temporada en base a sus minutos disputados y sus respectivas citaciones, así como también las estadísticas en el rendimiento que demostraron en cancha, datos obtenidos desde la aplicación “Sofascore”, que a su vez, utiliza como proveedor al gigante de métricas en tiempo real: “OPTA Analytics (Stats Performs)”. Además, se realizaron una serie de entrevistas tanto a jugadores sub-21, que han sido objeto de la regla de minutaje juvenil en el fútbol nacional, como a expertos relacionados con la estadística deportiva.

 


Trabajo realizado por sus autores para el curso Periodismo de Datos, dirigido por la profesora Cecilia Derpich.

Relacionados

_AL AIRE
V240Radio