UN SITIO DE PERIODISMO UDP

SEÑAL ONLINE

05 de Diciembre, 2020

SEÑAL ONLINE

UN SITIO DE PERIODISMO UDP

Resultados de búsqueda

El duelo inconcluso de la familia de Alex Núñez
Temas

El duelo inconcluso de la familia de Alex Núñez

Hoy, a casi un año de la muerte de Alex Núñez Sandoval por una golpiza policial, sus familiares siguen pidiendo justicia. Sabes qué es lo más terrible? Que quienes le tenían que proteger, le hicieron un daño tremendo. La policía está para protegerte, y no para dañarte. Al Ale jamás le hicieron un control de identidad. Se le tiraron como pirañas” asegura su ex pareja.

Por Javiera Escudero y Catalina Martínez

23 Octubre 2020

El 21 de octubre del año 2019, como todos los días laborales, Natalia Pérez (40) estaba desde las 8:30 AM en el Centro Comunitario de Salud Familiar de Pudahuel. Allí recibió un llamado por parte de su excuñada. Alex, su amigo, ex pareja y padre de sus hijos estaba grave. El día anterior había sido golpeado por tres funcionarios de carabineros de camino a su casa en horario de toque de queda. Natalia pidió permiso y a las 9:00 agarró sus cosas y tomó el transporte público. “Llegué como a las 12 a la ex Posta Central (…) la locomoción era horrorosa” comenta.

El tercer día luego del decreto de Estado de emergencia fue uno de los más álgidos y violentos. El Hospital de Urgencia Asistencia Pública (ex Posta Central) se llenaba cada vez más de personas. Algunos se sentaban en los pasillos a esperar noticias sobre sus seres queridos y otros se trasladaban en camillas para ser atendidos. Un día antes, el Presidente de la República había declarado estar en guerra contra un enemigo poderoso, y para defender la democracia, que decía estaba amenazada, desplegó a Fuerzas Especiales de Carabineros por toda la Región Metropolitana con el permiso para el legítimo uso de la fuerza.

Su hijo mayor, Rodrigo Núñez (23), explicó, en una entrevista a Colectivo Registro Callejero, haber encontrado a su papá caminando a duras penas. “Él salió a hacer una entrega de unos trabajos y se topó en mala hora. Llegando a la Plaza Juan José Rivera lo interceptó la policía. Él arrancó y por atrás lo emboscaron. Ahí lo golpearon” asevera Rodrigo.

«Alex tiene una fractura de cráneo, un tec cerrado y un edema cerebral. Sólo el 5% de su cerebro está funcionando» le explicó la doctora a cargo a Natalia. Solo quedaba esperar. La noche del 22 de octubre, Natalia junto a su hijo Enrique Núñez (15), José Zamorano (60), el hermano mayor de Alex, y Yolanda Sandoval (85), su madre, permanecieron junto a Alex. “Entrábamos de dos en dos, pero luego volvió a tener una baja en sus signos vitales y ahí nos permitieron estar los cuatro junto a él. Nos encerraron entre biombo y nos dieron la privacidad que necesitábamos. Esa noche todos agonizamos con él” afirma Natalia. A las 3:15 de la madrugada Alex murió de un traumatismo encéfalo craneano.

Dos días después, el velorio de Alex se realizó en el living de la casa de sus padres en la Villa Maipú. Las rejas de entrada estaban decoradas con globos blancos y banderas del club de fútbol Colo-Colo, del cual Alex era fanático. Fue velado todo el día y en la mañana del 25 de octubre entre oraciones cristianas y un “Ale, Ale querido, tus amigos jamás te olvidarán”, con entonación colocolina, se llevó a cabo el funeral de Alex en el Cementerio Manantial, ubicado en la misma comuna de su residencia. “Yo creo que fue como él hubiese deseado siempre ser despedido, con la familia, los amigos, y con su Colo Colo” expresa Natalia.

Este primer año, su partida ha golpeado duro el día a día de su familia cercana. Su padre, quien ya estaba enfermo y se comunicaba poco, dejó de hablar por completo. Además, actualmente se encuentra hospitalizado por una insuficiencia cardiaca. Por otro lado, Marcos Núñez (48), su hermano menor, ha expresado su pena en un alcoholismo que ya tenía desarrollado, “en las noches se sienta a tomar y a llorar” comenta José, hermano mayor de ambos, quien afirma también sufrir en gran medida la muerte de Alex.

Para Natalia, esto no ha sido un desafío únicamente emocional a nivel personal, sino también como madre, ya que ha tenido que enfrentarse al dolor de sus cuatro hijos. “El daño que causaron en mis cabros es terrible. Crisis de pánico, terror nocturno, no quieren salir de la casa. Si yo quiero ir a comprar y ellos sienten la sirena me llaman y dicen: “Mamá ¿qué pasó?”. Quedaron mal”. Alex y Natalia eran padres de tres varones, no obstante, luego de su separación ella tuvo a su cuarta hija llamada Mayra. “Él prácticamente me la crío. Tú esperas verlo entrar por la puerta, quieres sentir sus zapatillas, su caminar y todo, y no está. Entonces, reponernos a todos de esto ha sido bien difícil”. Todos tuvieron atención psicológica con una duración de 10 sesiones, estas terminaron en febrero y fueron brindadas por la fiscalía, pero según Natalia no bastaron.

“Nosotros dijimos que esto no tenía que quedar impune y justo el día en el que murió, dejaron entrar a la Posta a una abogada de los DD.HH en la noche. Hablé con ella y ahí se desató todo, porque ella informó sobre el caso y comenzó el trámite a cargo de ella y otro abogado”. José Zamorano, hermano mayor de Alex.

Tras la pandemia, la continuidad de los procesos judiciales se ha visto afectada. Sin embargo, esta no sería la única dificultad. Cristián Cruz, abogado especializado en Derechos Humanos y encargado del caso de Alex, acusa que el mayor desafío para el desarrollo de la investigación ha sido el proceder institucional de carabineros: “Aquí, lo digo de manera responsable, ha habido una actitud que ha obstruido un avance sereno en esta o en otras causas, donde hay involucrado personal policial”.

Cristián comenzó a trabajar con Natalia en octubre del año pasado. Gracias a la recomendación de una compañera de trabajo, ella lo contactó. “Yo me saco el sombrero por Cristián, un tipo muy profesional, y por sobre todo muy humano”, expresa Natalia. Según el abogado, existe un grupo acotado de sospechosos, por lo que “el próximo hito relevante que debiese ocurrir, sin lugar a dudas, tiene que ser la formalización”.

Catalina Martínez Soto · Natalia Pérez.

Por otro lado, desde Carabineros expresan que ellos han puesto a disposición todos los antecedentes para la investigación. Según Marco Gutiérrez, jefe del Departamento de Gestión de Derechos Humanos de la institución, “nosotros tratamos justamente de transparentar las cosas, de no dejar nada que pueda quedar sujeto a la duda (…) pero la institución está conformada por seres humanos, que independiente de ser una institución habilitada para hacer uso de la fuerza por derecho legítimo, siempre estamos expuestos a situaciones de riesgo”.

A casi un año de la muerte de Alex, su familia continúa aferrándose a los mismos deseos. El 2 de noviembre del 2019, Yolanda Sandoval, madre del fallecido, afirmó, en una entrevista con Chilevisión, que “nadie del Gobierno se nos ha acercado, ni siquiera para dar una palabra de aliento (…) voy a luchar el resto que me queda de vida para que se haga justicia”. Ella junto a Natalia han sido partícipes constantes de la búsqueda de justicia para el padre de sus hijos. Con Alex se conocieron cuando tenían 5 años, a los 15 se pusieron a pololear y a los 16 tuvieron a Rodrigo, su primer hijo, para luego casarse a los 23. Tras su separación siguieron siendo amigos cercanos, según Natalia era un padre excelente y muy presente en la vida de sus hijos y de Mayra.

 


 

Crónica realizada en el Taller de Redacción Digital, dirigido por la académica Ivonne Toro.

Foto principal: Arte Gráfico Editorial Argentino S.A.

Relacionados

_AL AIRE
V240Radio