UN SITIO DE PERIODISMO UDP

SEÑAL ONLINE

05 de Diciembre, 2020

SEÑAL ONLINE

UN SITIO DE PERIODISMO UDP

Resultados de búsqueda

La apoteósica iglesia del pastor y empresario Fernando Chaparro
ESPECIALES V240

La apoteósica iglesia del pastor y empresario Fernando Chaparro

Dueño de una empresa del rubro minero, de productoras de eventos y viajes turísticos, el pastor y empresario Fernando Chaparro Soto es el fundador y líder de la influyente iglesia Cristo Tu Única Esperanza (CTUE). A esos emprendimientos se suma un canal de televisión y más de 30 frecuencias de radio con cobertura desde Caldera hasta Punta Arenas. Ubicado en la comuna de San Joaquín, el templo principal para 5 mil personas está emplazado en un terreno de 14.600 m2 y su avalúo fiscal roza los $2.700 millones. Luces, mesas de sonido y videos intervienen en una vibrante ceremonia que termina con la proyección de una imagen con los datos de una cuenta del banco Santander para depositar el diezmo. Pero varios fieles prefieren hacerlo en efectivo.

Por Francisca Toledo

20 Diciembre 2019

Son las 18.25 hrs del domingo 10 de noviembre y el culto aún no comienza. Con un “hola, bendiciones”, dan la bienvenida en la sede principal de la iglesia evangélica Cristo Tu Única Esperanza (CTUE), ubicada en la comuna de San Joaquín y liderada por el carismático pastor Fernando Chaparro Soto. 

CTUE fue oficialmente inscrita como entidad religiosa de derecho público el 5 de mayo de 2004. En los registros de ese documento figura como constituyente Chaparro y una veintena de personas (todos hombres). Actualmente cuenta con 57 establecimientos de culto, desde las regiones de Atacama a Magallanes.

De a poco, los feligreses comienzan a tomar sus asientos. Hombres y mujeres, adultos y jóvenes, la mayoría vestida con esmero, entran tímidamente para escuchar, como cada semana, las palabras que el pastor Chaparro o algún miembro de su núcleo familiar tiene para ellos.

El salón de paredes blancas y azules tiene capacidad para recibir a cerca de 5.000 personas. Al fondo y al centro del salón se despliega un completo equipo audiovisual: mesas de sonido, computadores y proyectores que apuntan hacia el escenario principal, donde aparece en una de las tres pantallas gigantes, justo ahora, la cuenta regresiva que dará inicio al culto.

Crédito: Iglesia Cristo Tu Única Esperanza

Una cámara de televisión transmite la reunión vía streaming por redes sociales y a través del propio canal de televisión de la iglesia, Corporación TV. Pero el fuerte de la iglesia de Chaparro es la radio: cuenta con más de una treintena de frecuencias (mayormente FM) en casi todo el país para propagar la palabra de Jesús. 

¡Tres, dos, uno, cero! Las luces bajan su intensidad, el equipo de alabanza entra en acción y comienzan las canciones a Dios.

El grupo que dirige la ceremonia está constituido por once personas. Cuatro de ellas cantan al ritmo de una banda compuesta por dos guitarras acústicas, dos bajos, dos teclados y un saxofón. Instrumentos de percusión –baterías y tambores– se encuentran a un costado del escenario pero esta vez no se ocupan.

La música, una mezcla de pop y electrónica, retumba al interior del gigantesco salón gracias a los más de seis parlantes de gran formato con los que cuenta la iglesia. El sonido y las coloridas luces que apuntan hacia el escenario, logran crear un ambiente participativo y animado. Las personas, en un comienzo tímidas y silenciosas, se ponen de pie y suben las manos en señal de alabanza.

La ceremonia tiene un aire que la hace familiar a las multitudinarias reuniones del famoso predicador guatemalteco Carlos “Cash” Luna, disponibles en YoutubeLa comparación no es antojadiza. “Cash” Luna, toda una celebridad en las grandes ligas del mundo evangélico, ha sido invitado a Chile por CTUE en más de una oportunidad. En 2015, la iglesia del pastor Chaparro organizó una gira en la que Luna se presentó ante un Movistar Arena lleno (con capacidad para 15 mil personas). Fuentes que conocieron de las gestiones que trajeron al predicador a Chile y que pidieron reserva de identidad, indicaron que Luna cobró $60 mil dólares a la CTUE por su participación. En diciembre de 2018, un reportaje de Univisión vinculó a Luna con la narcotraficante guatemalteca Marllory Chacón, conocida como la “Reina del Sur”. Meses más tarde, el predicador respondió a esa investigación periodística con una demanda contra el medio.

Tras cinco canciones, los fieles entran en calor. Es tiempo de un testimonio. En la pantalla principal un hombre joven, de barba y pelo negro, cuenta la historia de su llegada a CTUE. Años atrás perdió a su único hijo y su matrimonio cayó en desgracia. Luego de pasar por el alcohol, drogas y depresión, decidió levantarse e ir a la iglesia que su tío le recomendó. Allí, junto a su esposa, podrían encontrar la solución a sus problemas de convivencia. Pasaron seis meses y todo se arregló. Gracias a la ayuda de Dios, la iglesia y al pastor Chaparro, su matrimonio volvió a  cobrar vida y su esposa quedó embarazada nuevamente. El final feliz de la historia es recibido con múltiples aplausos –y en algunos casos lágrimas– de los asistentes, quienes ovacionaron de pie.

Entre los aplausos y alabanzas sube al escenario el pastor David Chaparro, hijo de Fernando Chaparro y Jessica Letelier (también pastora de la CTUE). El joven pastor va bien vestido, pero sin llegar a lo formal: camisa a cuadrillé, jeans y zapatillas de marca. La gente lo mira embobada, él ríe y cuenta chistes sobre su vida personal, mientras las personas le responden con más risas y más aplausos. Lo aman y él parece saberlo.

Comienza su sermón y los fieles se sientan en silencio. El tema de la reunión será la bonanza: “bonanza para los tiempos difíciles por los que el país está atravesando”, dice Chaparro junior. Todo el discurso se centra en la crisis social que vive el país desde el estallido del 18 de octubre y en que la única manera de salir de ella es a través de Dios. David Chaparro lo recalca una y otra vez: 

Iglesia, ya lo he dicho muchas veces, la solución para nuestro país no está en la derecha o en la izquierda, en líderes sociales o movimientos. La solución está en Jesús, es la palabra del Señor la que traerá bonanza –dice convencido.

Con un gran “amén”, los fieles entusiasmados rompen el silencio del enorme salón que, años antes, perteneció a la empresa Metro S.A.

UNA HECTÁREA Y MEDIA PARA EL CULTO

El terreno donde se levantó la iglesia Cristo Tu Única Esperanza, ubicada en avenida Salvador Allende N° 92, tiene una superficie de 14.600 metros cuadrados. La escritura de compraventa del terreno –la que obtuvimos en el Conservador de Bienes Raíces de San Miguel– indica que ese paño de tierra fue adquirido por la iglesia en noviembre de 2013. Para ello, la denominación religiosa fundada por Fernando Chaparro desembolsó UF 116.430, unos $2.704 millones (al valor de la UF de la época). A más de 15 años de esa compra, el valor comercial de esa propiedad puede fácilmente haberse duplicado (su avalúo fiscal, que en promedio corresponde a la mitad del valor comercial, alcanza actualmente los $2.689 millones).

La propiedad, emplazada en un entorno donde predominan fábricas y moteles, está resguardada por paredes tan altas que es prácticamente imposible divisar el templo desde la calle. Al otro lado del muro, son diez o más las personas que en fila reciben a los visitantes que llegan en auto, para guiarlos a uno de los 400 estacionamientos disponibles.

El terreno no solo alberga al enorme salón de eventos que funge como lugar de culto, también hay oficinas, pequeñas salas de clases, una cafetería y un espacio reservado para las instalaciones de Radio Corporación, uno de los brazos mediáticos de CTUE y titular de una extensa red de 32 frecuencias (FM/AM) desde Caldera a Punta Arenas. Varias de esas frecuencias pertenecieron hasta 2016 a la extinta Radio Uno (Iberoamericana Radio Chile). Al menos dos fuentes del mundo evangélico consultadas para este reportaje indicaron que, aunque incierta, las utilidades que recibe la familia Chaparro por concepto de publicidad a través de sus radios serían millonarias. 

EL PASTOR EMPRESARIO

Antes de la creación de la iglesia CTUE en 2004 –en cuya constitución también figuran sus hermanos Claudio, Marcos y Cristián–, el pastor Fernando Chaparro ya había incursionado en la creación de sociedades, no todas vinculadas al mundo religioso.

En 1993 creó “Peniel”, dedicada a producir y distribuir música cristiana, además de libros, material audiovisual y espectáculos; en 1995, “Turismo Cristiano” ($2 millones de capital), para viajes nacionales e internacionales; en 2002, “Elim” ($8 millones de capital), cuyo objeto es la producción de eventos ($8 millones de capital) y ese mismo año creó “Comercial Jessica” ($6 millones de capital). ¿El objeto de esta última? La administración y explotación de gimnasios y centros deportivos, baños turcos, centros de salud y estética, entre otros (disuelta en 2019).

En tres de esas cuatro sociedades figura como socia constituyente su esposa, y también pastora de la CTUE, Jessica Letelier Trincado.

No fueron esas las únicas inversiones de Fernando Chaparro antes de inscribir formalmente a la iglesia Cristo Tu Única Esperanza en el registro de entidades religiosas de derecho público en 2004. Un artículo de Revista Capital de mayo de 2016, da cuenta de que el pastor adquirió en 1996 las radios Portales (Santiago) y Corporación (la base de su extensa red mediática actual). Años más tarde, en 2002, hizo lo propio con la discoteca Broadway en la Ruta 68, según esa misma publicación.

Foto: Cristo Tu Única Esperanza

Con posterioridad a 2004, Chaparro registra participación en la constitución de al menos otras cuatro sociedades: “Desarrollo de Tecnologías Inspirita”, con un capital de $10 millones y dedicada a prestar soluciones inventivas para toda clase de industrias; “Inspirita Agua”, con un capital de $2 millones y orientada a la comercialización de patentes para desionización de agua salina; “DMO Minerals”, con un capital de $10 millones y con proyectos mineros en la primera y la cuarta región (ver aquí) y “DMO Asphalts”, sociedad creada con un capital de $10 millones y dedicada a negocios relacionados con movimientos de tierra y pavimento.

En dos de las sociedades en las que participa Chaparro (DMO Minerals y DMO Asphalts) figura como socio el ingeniero civil Felipe Valenzuela Ortiz, quien está casado con la ex candidata evangélica a diputada en las elecciones de 2017, Andrea Ojeda Miranda (RN). En esas elecciones, en la que no logró un escaño en la Cámara, Ojeda fue apoyada por el movimiento “Por un Chile para Cristo”. Andrea Ojeda también fue asesora de gobierno durante el primer mandato del Presidente Sebastián Piñera, ocupando el cargo de jefa de Gestión Ciudadana.

Tanto Valenzuela como Ojeda han desempeñado roles en el Instituto Libertad, el think tank de Renovación Nacional. Valenzuela como asesor en temas mineros y Ojeda en calidad de vicepresidenta (ver nota de El Mostrador).

LA BIBLIA DE JIMMY SWAGGART

El pastor David Chaparro hace un llamado a todos aquellos que por primera vez asisten a CTUE. Despacio, unas treinta personas se acercan a él: hombres y mujeres, jóvenes y adultos. Banderas verdes flamean por uno de los pasillos principales a un lado del salón. Luego de ser bendecidos por el pastor, los nuevos fieles son llamados a que sigan el camino indicado. Los cánticos vuelven a comenzar y luego de media hora el grupo regresa a sus asientos. En sus manos cargan un texto del tamaño de un ladrillo. Es la “Biblia de Estudio del Exposito”, un regalo gratuito del Ministerio de Jimmy Swaggart, tal cual se lee en la portada.

¿Pero quién es el autor de ese pesado texto? Para responder a esa pregunta hay que retroceder a la década de los 80 cuando Swaggart era el telepredicador estadounidense más influyente del mundo, una suerte de estrella de rock evangélica. Su programa, el Club 700, fue transmitido en más de 100 países a lo ancho y largo del globo. En Chile, aparecía casi a diario por Televisión Nacional (TVN). Tal era su fama que en el verano de 1987, en plena dictadura, viajó a Chile y fue recibido por el general Pinochet. En la reunión, el telepredicador felicitó al dictador catalogando su gobierno como “una bendición para Chile”.

Por ese entonces, su congregación Asambleas de Dios, reportaba ingresos por sobre los 150 millones de dólares anuales. Hacia fines de la década de los ‘80 Swaggart cayó en desgracia, luego de que un pastor enemigo filtrara una fotografía donde aparecía en un motel acompañado de una prostituta. Donnie Swaggart, su hijo, visitó Chile en 2017 como invitado estelar al polémico Te Deum Evangélico de ese año. En esa ceremonia, el diputado evangélico Eduardo Durán (RN), hijo del ex líder de la iglesia evangélica Jotabeche 40 (actualmente investigado por presunto lavado de activos), se refirió en duros términos a la administración de la ex presidenta Michelle Bachelet.

Casi al término de la ceremonia, Chaparro junior da la señal para que, como ya es costumbre, los asistentes colaboren con la iglesia. En la pantalla principal del templo proyectan una imagen con los datos de una cuenta corriente del banco Santander. Quienes no tengan dinero en efectivo pueden hacer una transferencia. La familia Chaparro sabe bien cuánto cuesta mantener la obra. 

Fuentes del mundo evangélico cercana a CTUE indican que la familia Chaparro lleva un holgado nivel de vida. Fotos en redes sociales muestran al propio pastor David, junto a su pareja, en viajes de placer a Europa y Jerusalén. Su hermano, Fernando, director de la ONG Renueva (vinculada a la iglesia) también exhibe vía redes sociales fotos de viajes. Algunas de ellas en el Caribe y en el contexto de un viaje llamado “El crucero de la adoración”, en el que habría participado toda la familia Chaparro Letelier. En esa misma publicación, que data marzo de 2016, una usuaria lo interpela:

No entiendo eso de adorar en un crucero. Dios está en todos lados y aún más con la gente necesitada, ¿no deberían estar ahí ustedes? Me impactó la foto porque jamás vi a Jesús en un crucero.

Lo que dices de la gente necesitada no es bíblico. Dios no está “más” con la gente que necesita. Y te cuento que a Dios se le puede adorar en todos lados: crucero, nieve, Caribe, desierto, ciudad, río –respondió el joven pastor en base a su propia interpretación del Evangelio.

Dos hombres con cajas color café se paran frente al escenario esperando los sobres blancos con dinero. “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”, dice el sobre blanco de las donaciones.

Varios fieles depositan billetes de $5.000 o $10.000 directamente dentro de la caja y aprovechan de estrechar la mano del pastor. 

Son las 20.45. La música termina y el pastor David desaparece. También lo hacen las más de mil personas que este domingo llegaron a la ceremonia de la familia Chaparro Letelier.


Solicitamos conversar con Fernando Chaparro, pero se nos informó desde CTUE que el pastor no da entrevistas. Quien sí estuvo dispuesto a responder preguntas fue su hijo, David, aunque por escrito.

Consultado respecto de los principios de fe de Cristo Tu Única Esperanza, indicó que esta es una “iglesia Cristocéntrica, que profesa el evangelio, es decir, las buenas noticias de salvación”. Se le preguntó también por el viaje en el crucero citado en este reportaje, ante lo que respondió que esa fue una invitación con todos los gastos pagados a una conferencia cristiana. Sobre la relación de la iglesia con el evangelista Jimmy Swaggart, David Chaparro señaló que la iglesia no tiene ningún vínculo con ese predicador y que con el pastor Cash Luna los une una relación de amistad.

Por último, respecto de las sociedades creadas por Fernando Chaparro, su hijo se limitó a señalar que “Radio Corporación fue constituida para cumplir con los fines de la iglesia: difundir el mensaje de la esperanza de Jesús”.

Relacionados

_AL AIRE
V240Radio