UN SITIO DE PERIODISMO UDP

SEÑAL ONLINE

25 de Septiembre, 2020

SEÑAL ONLINE

UN SITIO DE PERIODISMO UDP

Resultados de búsqueda

La multiplicación de la fe
ESPECIALES V240

La multiplicación de la fe

Arrastran a millones de fieles, pero nadie las fiscaliza y gozan de múltiples exenciones tributarias, las que se extienden también a sus pastores. Son 3.819 las entidades religiosas que se han creado en Chile solo en las últimas dos décadas. A razón de 200 por año, la explosión de cultos e iglesias principalmente pentecostales, tiene un correlato en la creciente influencia electoral y participación política del mundo evangélico. Los datos analizados para esta investigación arrojan que más de 230 credos hicieron copy paste de los mismos principios de fe y más de 400 personas figuran en la constitución de dos, tres y hasta cinco cultos. Acá presentamos la geografía de esa vertiginosa expansión.

Por Equipo Zeus

23 Diciembre 2019

El 14 de octubre de 1999 se publicó en el Diario Oficial la Ley 19.638 que consagró la libertad religiosa y de culto en Chile. La nueva norma, empujada durante años por el mundo evangélico, abrió las puertas para que cualquier entidad religiosa –iglesia, confesión o institución– fuese legalmente reconocida por el Estado y en igualdad de condiciones respecto de credos ya establecidos, como el católico.

Un año después, se habían constituido en Chile 23 nuevas entidades religiosas, cada una con sus propios principios de fe y reconocidas como personas jurídicas de derecho público sin fines de lucro.

Lo que vino después fue una explosión. Un diluvio sin freno. En solo dos décadas, con un promedio de 200 entidades religiosas creadas por año –y hasta cinco por semana, en los últimos diez años– iglesias, credos y confesiones se multiplicaron aceleradamente en todas las regiones del país hasta alcanzar las 3.819, según registros oficiales a julio de 2019 obtenidos para esta investigación.

 

CULTOS INSCRITOS POR AÑO

 

Más del 90% de esas 3.819 denominaciones religiosas adhiere a algún tipo de culto evangélico. Todas con estatutos propios, formas de organización y domicilios establecidos. Desde mediaguas, pasando por viejas salas de cine convertidas en templos, fábricas en desuso, sitios eriazos, casonas, hasta modernos edificios levantados en terrenos de varios millones de dólares y con capacidad para miles de fieles que –en su búsqueda espiritual, de compañía o contención– pagan disciplinadamente su diezmo. En ocasiones, más allá de sus posibilidades económicas.

Por ley, las casi 4 mil entidades religiosas registradas a la fecha en Chile, sin excepción, gozan de una serie de regalías tributarias –no pagan impuestos por ingresos, ni contribuciones– y están prácticamente al margen de cualquier fiscalización estatal. Sus ministros de culto –pastores, obispos, apóstoles y líderes en general– tampoco están sujetos a la Ley de Impuesto a la Renta cuando reciben dineros de esas mismas entidades para ejercer su función y sostener la “dignidad de su cargo”.

Foto: Eduardo Durán Castro – jotabeche.org

Esa misma prerrogativa fue la que le permitió al obispo Eduardo Durán Castro, ex líder de la Catedral Evangélica de Jotabeche 40, allegar a cuentas bancarias personales depósitos por más $3.500 millones –además de concentrar un abultado patrimonio inmobiliario–, transacciones por las que la Fiscalía inició una investigación en su contra por eventual lavado de activos en 2018.

“Zeus” es un proyecto de la Escuela de Periodismo y el Centro de Investigación y Publicaciones (CIP) de la Universidad Diego Portales, que indagó el fenómeno de la vertiginosa expansión de la fe en Chile. Los miles datos procesados para esta investigación periodística –chequeados y corregidos durante meses– fueron solicitados vía Ley de Transparencia a la Subsecretaría de Justicia, entidad responsable de llevar los registros de constitución de iglesias y cultos con personalidad jurídica de derecho público.

La limpieza y análisis de los datos permitió organizar a las 3.819 denominaciones religiosas inscritas desde 1999 en ese registro, según la comuna en las que fueron constituidas originalmente.

Para la última década (2010-2019), también se revisaron los preceptos religiosos inscritos por cada una y a sus miembros constituyentes. ¿La sorpresa? Más de 230 entidades religiosas creadas al amparo de la ley 19.638 para “lograr la realización espiritual”, hicieron copy paste de la misma declaración de principios de fe al momento de fundar su culto.

Otro dato resalta. Al menos 434 personas naturales figuran constituyendo dos, tres y hasta cinco denominaciones religiosas distintas, incluso en rangos de tiempo inferiores a un año.

 

DIOS ESTÁ EN TODAS PARTES

Según datos de la Encuesta Nacional Bicentenario de la Universidad Católica (2017),  un 17% de la población en Chile se declara evangélica.

Datos analizados para el “Proyecto Zeus” arrojan que el número de constituciones de denominaciones religiosas, precisamente evangélicas, crece a razón de casi 200 por año. El análisis de la última década del registro de la Subsecretaría de Justicia indica que aproximadamente el 94% de las entidades constituidas adscriben a esa religión.

El 6% restante lo conforman denominaciones católicas, budistas, judías, ortodoxas, islámicas, bahaístas e iglesias científicas, entre otras.

El mundo evangélico es complejo y atomizado. Allí conviven ramas del protestantismo tradicional –anglicanos, calvinistas, luteranos, bautistas y metodistas, principalmente– y que representan una pequeña porción del total, con una abrumadora mayoría de iglesias o denominaciones pentecostales que en Chile adquieren formas diversas y sui generis de expresión.

Foto: Fanpage de Facebook «Cristo Tu Única Esperanza»

El académico de la Universidad Alberto Hurtado y doctor en Ciencias de las Religiones Luis Bahamondes ha estudiado el fenómeno evangélico en Chile y entrega un dato clave: cerca del 80% de las denominaciones evangélicas instaladas en el país son pentecostales. Y una porción de ellas, menor, aunque cada vez con más presencia en nuestro país, se inscribe dentro de la corriente neopentecostal.

Son las llamadas iglesias carismáticas, que se han expandido en Chile –con templos y sedes en varias regiones– de la mano de verdaderas transnacionales de la fe, las mismas que, basadas en la “teología de la prosperidad”, prometen curar la depresión en tres minutos, la diabetes, adicciones y que ofertan bienestar material a futuro a cambio de la entrega sistemática de dinero. Allí se encuentran las brasileras Iglesia Universal del Reino de Dios, la Iglesia Pentecostal Dios es Amor y la colombiana Iglesia de Dios Ministerial Jesucristo Internacional, entre varias otras. Las tres son protagonistas de las historias que acompañan este especial, que también incluye a las populares iglesias evangélicas de los pastores Billy Bunster (Centro Cristiano Internacional) y Fernando Chaparro (Cristo Tu Única Esperanza), las que cuentan con enormes templos y miles de fieles en Chile.

Las entidades religiosas –principalmente evangélicas pentecostales– no solo han crecido en número, también se han expandido geográficamente año a año. En el 2000, las 23 denominaciones religiosas recién inscritas se repartían en las regiones Metropolitana, Biobío, Valparaíso, Los Lagos y La Araucanía. Solo cinco años después, ya estaban presentes en todas las regiones, de Arica a Magallanes.

Los 3.819 cultos, confesiones e instituciones inscritos desde 1999 a julio de 2019, se despliegan en 227 de las 346 comunas del país. En números absolutos, San Bernardo (148), Temuco (125), Concepción (119) y Santiago (119) son las comunas que concentran el mayor número a nivel nacional.

 

MAPA DE CULTOS EN CHILE 1999 – 2019

Navega por las distintas comunas y descubre las entidades religiosas constituidas en cada una de ellas.

Aunque la Metropolitana, con 1.967 entidades inscritas, es la región que acumula la mayor cantidad de denominaciones religiosas constituidas (52% del total), es la del Biobío donde estas tienen mayor presencia en relación al número de sus habitantes: 34 entidades cada 100 mil personas (le siguen la propia Metropolitana y La Araucanía). Un dato importante a considerar, es que varias de las denominaciones inscritas por única vez en el registro analizado, tienen más de un templo o lugar de culto, con sedes o filiales en varias comunas y regiones.

El cruce de la distribución geográfica de entidades religiosas con el número de habitantes de cada territorio arroja que Coronel y Lota (Región del Biobío) son los municipios donde los cultos analizados tienen mayor peso en relación a su población: 8 cada 10 mil habitantes. La extendida presencia del pentecostalismo en ambos territorios queda refrendada por los datos censales de 2012 (el último donde se hicieron mediciones sobre religión): el 43% de los habitantes de Coronel y el 49% de los de Lota se declararon evangélicos (por sobre el resto de las comunas del país).

 

COMUNAS CON MAYOR PRESENCIA DE CULTOS CADA 10 MIL HABITANTES

–Los datos muestran una tendencia del mundo evangélico, sobre todo desde la década del ‘60, y que tiene que ver con el ejercicio de la fe en sectores depreciados, de pobreza y precariedad, pero además con componentes como el alcoholismo y violencia intrafamiliar. Ello explicaría por qué Coronel y Lota son tan fuertes: es la zona del carbón, de la minería, muy ligada a problemáticas sociales y con baja infraestructura educativa –señala el experto Luis Bahamondes.

EVANGÉLICOS Y POLÍTICA

Antiguos reductos de la izquierda, especialmente del Partido Comunista, fue en Lota y Coronel donde el líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, obtuvo dos de sus más altas votaciones a nivel nacional en las elecciones presidenciales de 2017 (20% y 19%, respectivamente). Biobío y La Araucanía, que ocupan según los datos analizados para este trabajo los primeros lugares en presencia de cultos por habitante, son dos de las tres regiones donde el candidato de ultraderecha tuvo mayor éxito electoral (en La Araucanía fue tercera mayoría).

Nacido en Lota, el evangélico y militante de Renovación Nacional (RN) Leonidas Romero –quien también fue concejal y alcalde de Coronel– ocupa hoy un escaño en la Cámara de Diputados. Romero –férreo opositor a la Ley de Identidad de Género– fue el único diputado que el 19 de diciembre pasado, en la aprobación en general del proyecto para asegurar la paridad de mujeres y hombres en el proceso constituyente, votó en contra.

DISTRIBUCIÓN DE CULTOS EN LA REGIÓN DEL BIOBÍO

La Región del Biobío se ha convertido en una plataforma para la creciente incursión evangélica en política. Nacida en Concepción, la diputada RN Francesca Muñoz también proviene del mundo evangélico. Su marido, Héctor Muñoz, es el fundador del grupo evangélico proselitista “Águilas de Jesús” –movimiento que surgió en la Universidad de Concepción para propagar el evangelio en otros establecimientos de educación superior– y a fines de 2018 fue nombrado seremi de Salud en esa región.

En 2009, Eduardo Durán Salinas se presentó como candidato a diputado por el Distrito 45 de la Región del Biobío. Militante de Renovación Nacional y líder del movimiento evangélico “Por un Chile para Cristo”, Durán Salinas no salió electo. Pero al año siguiente, fue nombrado gobernador por Ñuble bajo el primer gobierno de Sebastián Piñera. Un segundo intento lo llevó en marzo de 2018 a convertirse en diputado por el Distrito 13 (Región Metropolitana). Reportes de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) dieron cuenta de la existencia de un importante patrimonio inmobiliario a nombre del hoy parlamentario (avaluado en $1.031 millones) y de $269 millones en cuentas corrientes de él y su esposa que fueron depositados como mensualidades por su padre, el cuestionado obispo evangélico Eduardo Durán Castro.

Durán Salinas ha manifestado públicamente que votará en contra de una nueva Constitución en el plebiscito de abril de 2020. Una de las razones que da es que sus electores se lo han pedido. Las comunas que representa Durán –El Bosque, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, La Cisterna, San Ramón y San Miguel–, suman 299 entidades religiosas constituidas desde 1999 hasta mediados de este año.

DISTRIBUCIÓN DE CULTOS EN EL ÁREA METROPOLITANA DE SANTIAGO

Los evangélicos no solo han logrado representación parlamentaria. En las municipales de 2016, cinco alcaldes y 24 concejales de ese movimiento religioso resultaron electos. Uno de ellos es el actual alcalde de Talcahuano, Henry Campos (UDI), quien obtuvo casi el 40% de los votos en una comuna que registra 84 cultos inscritos desde 1999 (6 cada 10 mil habitantes).

–En el último tiempo, principalmente por efecto del fenómeno Bolsonaro, se ha tendido a situar al movimiento evangélico como si hubiese sido históricamente un movimiento de derecha conservadora. Pero la historiografía demuestra que el mundo evangélico ha estado ligado durante largos periodos a la izquierda. En la década del ‘30, por ejemplo, los evangélicos presentaron regidores por el partido Socialista y Radical –aclara Bahamondes.

El experto en religiones agrega que el pentecostalismo en Chile y Latinoamérica experimentó una primera desafección con la izquierda en la década del ‘60, tras la Revolución Cubana. El 13 de diciembre de 1974, más de 30 iglesias firmaron un documento –la  “Posición Evangélica”– que fue leído en el ex edificio Diego Portales en apoyo al general Augusto Pinochet: “El pueblo evangélico no puede guardar silencio ante la orquestada acción del marxismo internacional contra nuestra patria”, dice el texto en su primer párrafo (ver aquí).

Tras el “Portalazo”, y en agradecimiento por ese respaldo –con el que no todo el mundo evangélico estuvo de acuerdo ni consintió–, Pinochet instauró en 1975 el Te Deum Evangélico que se celebra todos los años hasta el día de hoy.

En diciembre de 2017, representantes evangélicos le otorgaron públicamente su apoyo a Sebastián Piñera de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de ese año. Solo días antes, a través de redes sociales y plataformas de mensajería instantánea, se viralizó un video en el que aparecía el entonces candidato de Chile Vamos agradeciéndole al mundo evangélico, entre otras cosas, “por la fuerza y voluntad con que defienden los valores de la vida, del matrimonio y la familia”, los que prometió proteger bajo su gobierno. El voto evangélico, disciplinado y cada vez más participativo, fue importante en el triunfo del candidato de centro derecha, cuya estrategia para la segunda vuelta se orientó precisamente a apelar a votantes de marcado perfil valórico.

No es un misterio que la agenda valórica impulsada por los evangélicos comulga en varios puntos con la de la derecha conservadora. Pero hay quienes piensan que en Chile el alineamiento político –cuando lo hay– de las distintas entidades constituidas al alero de esta religión no es necesariamente uniforme. El diputado de Revolución Democrática Pablo Vidal quien es hijo de pastores evangélicos (aunque él se define como laico y liberal), entregó su mirada sobre ese punto para esta investigación:

–No es cierto que todos los evangélicos sean de derecha. Hay unos que son de derecha, otros de izquierda y otros con pensamientos cruzados. Que haya políticos que se aprovechen de esa fe para tratar de ganar posiciones de poder e imponer su visión religiosa al resto es peligroso. Cuando José Antonio Kast menciona a los evangélicos, es solo para hacer uso de la posición política que ellos tienen respecto de temas como el matrimonio igualitario y el aborto. Kast utiliza solo algunos elementos o definiciones del mundo evangélico a beneficio de sus propias convicciones políticas. Es la utilización política de la fe, algo nefasto –señala.

ZONAS PERIFÉRICAS

Entre las comunas con mayor número de denominaciones religiosas por habitantes, además de Coronel y Lota, aparecen San RamónCerro NaviaLo Prado y La Pintana, pertenecientes a los sectores sur y norponiente de Santiago.

Casi todas ellas comparten una característica: presentan los peores indicadores de calidad de vida, de acuerdo a la última versión del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU), publicado en mayo por el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Católica. El índice considera las condiciones de vivienda, salud, conectividad y laborales en 99 comunas del país.

 

ÍNDICE DE CALIDAD DE VIDA DE COMUNAS CON MAYOR PRESENCIA DE CULTOS POR HABITANTES

Para el doctor en Ciencia Política y académico de la Escuela de Gobierno de la Universidad Católica Juan Pablo Luna la expansión del pentecostalismo evangélico en comunas periféricas responde a un retroceso de estructuras políticas tradicionales y no únicamente partidistas –juntas de vecinos, centros de madres, de adultos mayores– que solían mediar entre la comunidad y el Estado:

–La infraestructura que había en términos de organización política y social, hoy ha sido suplida por dos organizaciones: bandas de crimen organizado, no solo dedicadas al narcotráfico, e iglesias evangélicas, y muy fuertemente iglesias neopentecostales. Y muchas veces, lo que uno encuentra al hablar con la gente es que la iglesia neopentecostal construye su reputación local sacando a personas del alcoholismo y a jóvenes de la droga. Por tanto, hay una simbiosis entre ambos tipos de organización.

Luna advierte también sobre el fenómeno de la incursión del mundo evangélico pentecostal en política:

–Hay un cambio en términos del comportamiento político de los evangélicos en Chile y que tiene que ver con el avance de la agenda de género y de derechos. Hay una reacción de los evangélicos que pasan de considerar que la política era una cuestión del demonio y no se metían en ella, a votar más. Empiezan a activarse electoralmente y no solo para sufragar por candidatos que apoyan la agenda valórico conservadora, también compiten como candidatos.

En Chile el fenómeno es más reciente. En Brasil, en cambio, el Presidente Jair Bolsonaro llegó al poder apoyado por gran parte del mundo evangélico, principalmente el neopentecostal. La Cámara de Diputados de ese país cuenta con 71 diputados (de 513) que se declaran evangélicos y media docena de senadores, según un artículo de El País (ver aquí).

El rol de los evangélicos en las elecciones de Guatemala –cuyo Presidente, Jimmy Morales, profesa esa religión–, Costa Rica y México, ha sido, en algunos casos, decisivo.

PENTECOSTALISMO PLURICELULAR

Constituir un culto en Chile es relativamente simple. Quienes impulsen la creación de una nueva iglesia o entidad religiosa deben legalizar ante notario un acta de constitución con los estatutos que la definirán: su nombre, dirección, miembros, fines, órganos de administración, atribuciones y principios de fe, entre otros. Ese documento se presenta ante el Ministerio de Justicia, que debe verificar que todo esté en regla. Si al cabo de 90 días corridos no se presentan objeciones, el nuevo culto “gozará de personalidad jurídica de derecho público por el solo ministerio de la ley”. Para cerrar el trámite, la ley exige publicar en el Diario Oficial el extracto del acta de constitución de la nueva entidad religiosa.

Uno de los impedimentos que establece la normativa para constituir confesiones o iglesias es que estas no utilicen nombres de entidades religiosas ya registradas o, incluso, que se les parezcan “gráfica o fonéticamente”. Pero la legislación no cubre con el mismo celo que suceda lo mismo con los principios o la declaración de fe de las nuevas entidades.

Foto: Patrick Fore on Unsplash

Datos analizados para este reportaje indican que solo en la última década, al menos 237 principios se repiten más de una vez y de manera textual en los registros consignados en los extractos publicados en el Diario Oficial. Uno de ellos fue replicado por más de 60 nuevas confesiones, con cambios leves en algunas palabras: “la Biblia es la palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo, la única autoridad doctrinal, constituye una inagotable fuente de enseñanza, aprendizaje, corrección y guía de salvación para todos los hombres”, reza el texto modelo.

Esa misma declaración de fe aparece por primer vez en 2012 en una iglesia de Cabrero (Biobío) y luego es repetido –en ocasiones tres años más tarde–  en entidades con nombres y fundadores distintos de comunas de las regiones Metropolitana, de Valparaíso, El Maule y La Araucanía.

También en la última década (2010-julio 2019) se registran al menos 473 cultos que hacen referencia explícita al matrimonio entre hombre y mujer como única vía de unión. 52 de ellas plantean en sus principios que “es una abominación ante Dios casar parejas del mismo sexo considerando que es un hecho vergonzoso ante los ojos de Dios”. Otras indican que el matrimonio homosexual es una conducta “antibíblica” y hacen hincapié en que solo casarán hombres y mujeres “que tengan esa condición física al momento de su nacimiento”.

Los datos analizados para el mismo periodo, también muestran que en la constitución de las 2.191 confesiones religiosas creadas en ese tramo de tiempo, participaron 29.506 personas (aproximadamente 53% mujeres y 47% hombres). Y que en la constitución de cuatro entidades religiosas participaron más de 100 personas –“Padre Francisco de Asís Nuevo Mesías”, creada en 2013, tiene 187 fundadores–, mientras que en el resto el promedio para ese periodo es de 13 constituyentes por iglesia.

Otro dato a relevar del análisis de los fundadores de credos, confesiones e iglesias en la última década, es que al menos 422 cultos fueron fundados por grupos de personas con relaciones directas de parentesco (matrimonios e hijos, principalmente), característica que, según Bahamondes, se da de manera generalizada en el pentecostalismo chileno.

Foto: Carolina Jacomin on Unsplash

La ley no impide que una misma persona pueda fundar más de un culto. Los datos muestran que al menos en 887 confesiones se repiten nombres de fundadores. Dos personas figuran como constituyentes de cinco y cuatro denominaciones religiosas. Otras 14 aparecen formando tres cultos y 418 dos. Se registraron también casos en que personas constituyeron dos credos en un mismo día y otras con varios en la misma comuna. Entre 2012 y 2019, un mismo pastor –de nombre Abraham Barría– creó tres iglesias en La Pintana: Misión Pentecostal del Señor Roca VivaMinisterio Internacional de la Restauración y la Misericordia y el Ministerio Evangelístico Santidad a Jehova Palabra es Vida.

El experto en religiones Luis Bahamondes cree que parte de ese fenómeno se debe a la condición “pluricelular” del pentecostalismo:

–Si un grupo de pastores inscribió el año 1999 una iglesia con dos mil fieles, no me extrañaría, en absoluto, que una célula se haya despegado de esa misma iglesia y haya inscrito su propia denominación. Esas separaciones pueden ser por problemas financieros, recordemos que no todas tienen un manejo transparente de las donaciones y el diezmo que reciben. También por problemas de sucesión de liderazgo –explica.

Son varios factores, agrega, los que podrían explicar el que una misma persona constituya más de una iglesia:

–Hay pastores que dicen que su misión es entregar el mensaje a la mayor cantidad de gente posible. Pero hay otros que te dicen, derechamente, que es rentable –acota el experto.

SIN FISCALIZACIÓN Y EXENTAS DE IMPUESTOS

En la práctica, ninguna de las 3.819 denominaciones religiosas creadas al amparo de la Ley Culto de 1999 está sujeta a fiscalización –ni de su gestión administrativa ni financiera– por parte de algún organismo estatal.

La potestad de fiscalización que tiene el Ministerio de Justicia respecto de las corporaciones y fundaciones de derecho privado sin fines de lucro, no se extiende a las entidades religiosas de derecho público”, contestaron por escrito desde la Subsecretaría de Justicia para esta investigación.

Todas –con mayor o menor proporción y frecuencia– reciben dinero y donaciones de sus fieles. Pero hasta las 90 UF (cerca de $2,5 millones al valor de hoy) ninguna debe tributar por esos ingresos y nada impide que las donaciones se fraccionen para evitar superar ese tope legal. Pero el problema es aún mayor:

–La ley no especifica si esas 90 UF son diarias, mensuales o anuales –explica el abogado, magíster en derecho tributario y ex asesor de la Oficina de Asuntos Religiosos (ONAR), Camilo Béjar.

Las iglesias tampoco pagan contribuciones. Ni las que desarrollan su culto en pequeñas viviendas, ni las varias que lo hacen –tal como se puede leer en las historias que acompañan a este especial (ir al índice del especial)– en enormes templos cuyo valor comercial en ocasiones supera los $5 mil millones.

–El Servicio de Impuestos Internos ha sido un poco laxo en esto porque ha permitido que terrenos eriazos que no tienen ningún tipo de construcción, mientras se pruebe que están destinados al culto –puede haber allí una carpa– queden favorecidos con la exención –explica el abogado.

Las sociedades anexas creadas bajo el paraguas de esas mismas entidades, también están exentas del pago del impuesto de primera categoría, siempre y cuando no persigan fines de lucro y complementen la labor del culto:

–Hay bastante opacidad en la finanzas de las iglesias. No hay obligación de publicar estados financieros ni de llevar contabilidad completa. Entonces tienes entidades religiosas en las que entra dinero, pero no sabes cómo sale, ni dónde sale, ni quién se lo queda –añade Béjar.

Foto: Edwin Andrade on Unsplash

A propósito del escándalo del obispo Eduardo Durán Castro, Béjar agrega que la normativa tampoco contempló disposiciones que regularan los ingresos que reciben los pastores o representantes de esos cultos religiosos:

–No hay norma que regule el sueldo del pastor. Y ahí el Servicio de Impuestos Internos hizo una interpretación: los ingresos que recibe el ministro de culto para su subsistencia pueden estar sujetos a la función y dignidad del cargo. Eso no está definido. ¿Dónde termina la dignidad y comienza el abuso? –se pregunta el abogado.

De acuerdo a la ley, los ingresos que reciban los dignatarios de las entidades religiosas a expensas de la iglesia o confesión religiosa no generan renta propia, por tanto no corresponde gravarlas.

En octubre de 2017, el Servicio de Impuestos Internos (SII) publicó la circular Nº 1945, la que entró a regir para el año tributario 2018 (año comercial 2017). La disposición obliga a que toda denominación religiosa que perciba montos anuales por sobre las 12 mil UF ($331 millones al valor de hoy) declare esos ingresos. Para Camilo Béjar,  no deben ser más de 100 las entidades que se encuentran en esa situación en Chile.

Vía Ley de Transparencia se solicitaron al SII las declaraciones de entidades religiosas correspondientes a los años tributarios 2018 y 2019. La respuesta –que fue apelada ante el Consejo para la Transparencia, pues no se revelaron los montos– solo indica que en 2018 el organismo recibió 73 declaraciones y que al año siguiente únicamente 28.

El abogado Béjar, quien conoció de las tratativas del SII en materia de fiscalización a iglesias evangélicas, asegura que el notorio descenso de declaraciones de un año a otro no se debió a que los cultos religiosos recibieran menos dinero de sus fieles:

–A nivel interno, muchas iglesias decidieron no declarar y darle la pelea al Servicio de Impuestos Internos bajo el argumento de que esto era una extralimitación de sus facultades y que atentaba contra la libertad religiosa –sostiene.

De todos modos, las multas por no presentar la declaración son menores y tampoco el SII tiene la capacidad de fiscalizar que las más de 3.800 denominaciones religiosas creadas en Chile que se ubiquen en ese rango de ingresos, efectivamente lo hagan.

Las declaraciones realizadas por las iglesias en el año tributario 2018 en el marco de la norma 1945 arrojan un dato imposible de soslayar: la suma mínima de los montos declarados por las iglesias no pudo estar por debajo de los $24 mil millones.

La bolsa de dinero es grande. Sea una legítima forma de culto, una vía de organización vecinal y comunal, una estructura para el sostén familiar o un rentable negocio, la expansión del pentecostalismo evangélico en Chile no se detiene.


METODOLOGÍA
Los datos presentados en este reportaje fueron elaborados utilizando información solicitada por Ley de Transparencia a la Subsecretaría de Justicia, la que envió una lista con el nombre, fecha de constitución, número de registro, dirección, comuna y región de cada culto.
Un primer procesamiento arrojó que esta información no podía ser utilizada sin una limpieza profunda de nombres incompletos, fechas erróneas e incongruencias entre las comunas y regiones registradas para cada denominación religiosa. La base de datos se contrastó y optimizó utilizando información del Ministerio de Justicia y del Diario Oficial, que también sirvió para elaborar la lista de los constituyentes y principios registrados por cada culto en la última década.
Cabe destacar que la localidad de origen de cada entidad religiosa fue identificada en base al domicilio que fijaron para la celebración del culto al momento de su constitución, sin perjuicio de que con el tiempo hayan podido cambiar de domicilio o adquirido otras sedes.
El mapa interactivo con la localización de los 3.819 cultos por comunas y regiones del país fue montado en la plataforma ArcGIS de la empresa Esri, especialista en software de representación cartográfica y análisis de datos.

EQUIPO ZEUS
Edición general: Alberto Arellano
Subedición y datos: Ignacia Velasco
Reporteros: Pedro Astaburuaga, Consuelo Calderón, Bastián Fernández, Francisco Reyes y Francisca Toledo.
Ilustración: Fabián Rivas
Zeus es un proyecto de la Escuela de Periodismo y el Centro de Investigación y Publicaciones de la Universidad Diego Portales. 

Relacionados

_AL AIRE
V240Radio