LAS PREDICCIONES DEL NIEMAN LAB PARA EL 2018

09/01/2018

La Fundación para el Periodismo de la Universidad de Harvard, Nieman Lab, lanzó nuevamente una serie de comentarios de varios exponentes del periodismo actual. Titulado como “Predictions for journalism 2018” (predicciones para el periodismo 2018), Nieman Lab presenta más de 100 artículos donde se tocan diversos temas que afectarán a las comunicaciones este año.

A continuación una selección de algunos de los temas más importantes de este manifiesto.

El ascenso del lector escéptico


El periodismo siempre ha sido una fuente de confianza. De ello basa su manera en cómo comunica información valiosa a una gran cantidad de personas. Para el 2018, está confianza se pondrá en juego. Pablo Boczkowsky (profesor en la Escuela de Comunicación de la Universidad Northwestern) advierte que el próximo paso será más complejo para el periodismo. Existe un cambio cultural, que avanza lento, pero que acabará siendo más profundo y modificará la forma en que comunican los medios.

Y esto se debe a un factor que surgió en el 2017. El lector escéptico. Este nuevo actor nace en una escena mediática plagada de fake news, bots, comentarios trolls y otros fenómenos que han afectado a la confianza del consumidor de noticias. Ahora el consumidor no solo se dedica a leer, también a investigar. La existencia de escepticismo no es un problema como tal, más bien “es una condición necesaria, aunque no suficiente, para el surgimiento de soluciones sostenibles tomando en cuenta el potencial estado de desinformación que está marcando la política y cultuta contenporánea”, señala Boczkowsky.

Presentándose como uno de los desafíos más complejos para el periodismo, el que haya llegado este lector escéptico obliga a los medios a prepararse para un cambio. “¡Por un 2018 lleno de lecturas escépticas de las noticias!”, concluye el profesor.

El futuro es femenino


La presencia femenina no es nada nuevo en el periodismo. Según cifras de Poynter, dentro de las universidades las mujeres duplican en número a los hombres, pero fuera de ellas existe un vacío respecto a su rol en el periodismo, y solo conforman el 37% del total en una sala de redacción según datos de American Society of News Editors. “Los medios son narrativas, comunicación, diseminación de información… no estamos hablando de la industria de la defensa o la banca de inversión. Estas son habilidades que las mujeres han sido estereotipadas durante mucho tiempo por haber dominado, y aun así,  no han sido lo suficientemente autorizadas como para ser galardonadas con un liderazgo. ¿No es irónico?”, se pregunta Jennifer Coogan.

Coogan (Directora de Contenido en Newsela), destaca que el 2017 fue el año del movimientos feminista y que el 2018 será el que permita que el periodismo sea de un tono más femenino. No quiere decir que vaya a predominar en las noticias de tendencias ni mucho menos. Sino que existirán más mujeres con liderazgo, que aparecerán temas que actualmente no son visibles y que incluso existirá una nueva manera de relacionarse con las audiencias. Las mujeres están preparadas para cambiar el periodismo, ¿estará preparado el periodismo para cambiar?

Memes y visuales vienen al foro


La desinformación ha sido un problema de la era digital. El periodismo ha intentado luchar por todo los medios para combatir los fake news. Sin embargo, han dejado de lado una herramienta más potente que estas noticias sin fundamentos. Los memes serán, para el 2018, el enemigo público de la información y la comunicación, ya que estas imágenes están cargadas de información propia que, por lo general, son leídas de manera subjetiva por la carga emocional que hay en ellas. Y si bien los esfuerzos deben estar en combatir estos virales de internet, algunos medios prefieren sacar provecho de los memes, algo que limita el periodismo, reflexiona An Xiao Mina (Directora de Meedan).

La televisión ganó


“Internet solía ser algo que se leía. En el 2018, será oficialmente algo que se ve”, afirma Hossein Derakhshan. En este año, podemos ya dar por muerto al concepto de Internet como lo conocemos. No es que desaparezca, ni tampoco que lo vayan a cerrar. Solo que ya perdió la pelea contra la Televisión y ahora no le queda más que ser una imitación en todos los aspectos del medio tradicional. Esto es lo que señala Hossein Derakhshan (Periodista, autor y analista), quien observa un 2018 que va a acabar con la esencia de la web. De a poco, el sistema de difusión televisivo se adueñó de este modelo. “Ideas como el prime time también han migrado de la televisión a las redes sociales. No puedes tuitear o publicar en Facebook o Instagram en cualquier momento”, enfatiza el analista. Al igual que la TV, Internet gira en torno de la imagen y la emoción.

A esto se suman ideas recientes como YouTube TV, y las transmisiones en vivo por Twitter y Facebook de productos convencionales de la televisión. Esto es casi literalmente re-imaginar la televisión en la era del internet móvil.

“Internet se ha transformado en la nueva televisión y vamos a tener que enfrentar las temibles consecuencias de una sociedad dominada por la televisión”, vaticina Derakhshan.

“Televisión, vieja o nueva, es el medio de nuestra era post-Ilustración cuando el etxto y la razón son subtituídas por las imágenes y las emociones. Siendo breve y preciso, Trump es solo el comienzo”, concluye Hossein Derakhshan.

 

Liberando de la tiranía de lo más fuerte


Hasta el momento, el comportamiento de las redes sociales se maneja por la ley del más fuerte. Quien tiene mayor importancia (likes, comentarios y difusiones) tiene mayor alcance. Esta situación ha producido que el periodismo trabaje en búsqueda de popularidad, informar para obtener el like y competir por el ruido mediático. El mismo periodismo debe hacerse cargo de su error y enfocarse a las noticias de real importancia y no obtener beneficios con los clickbaits, enfatiza Lam Thuy Vo (Reportera de Buzzfeed News).

Cómo pueden los reporteros hacer que datos complicados puedan competir con aquellos revestidos con atractiva identidad política? ¿Cómo uno puede liderar una rebelión contra estos ruidosos tiranos? se pregunta Lam Thuy Vo y afirma que “el 2018 necesita ser el año en que los periodistas encuentren el camino al cómo hacerlo … Sea cual sea la forma correcta de hacerlo, los periodistas necesitan recuperar el acceso a la atención de la gente sin convertir su contenido en clickbait. Sería lindo traer de vuelta el discurso tranquilo y sobrio en los intercambios de información pública”, finaliza la reportera.

 

Para cerrar estas predicciones, nos quedamos con una idea que generaliza todas las visiones. Umbreen Batthi (Directora de KQED) destaca la situación de desconfianza hacia los medios. Argumenta que desde el presidente hacia abajo hemos visto a los líderes políticos desincentivar la confianza en las noticias que entregan los medios. A esto agrega que sobre todo, son las minorías – como afroamericanos y musulmanes- que llevan ya un largo tiempo desconfiando de cómo se retratan sus comunidades en los medios, sin precisión ni matices.

“Hemos recorrido un largo camino desde los días de ver a nuestro público como un monolito, con un conjunto singular de preocupaciones. No volvamos a eso en 2018”, sentencia Batthi.

Lee todas las predicciones en Nieman LAb.